Necesario redoblar esfuerzos en favor de la Paz y del respeto a la dignidad humana de la niñez: Rosario Piedra Ibarra

La presidenta de la CNDH recibió la investidura “Child Caregiver” como líder comprometida con la infancia

CIUDAD DE MÉXICO, MAYO 1, 2021.-Ante la compleja situación que atraviesa la niñez para acceder a sus derechos fundamentales como la educación, la ciudad, el espacio público y libre desarrollo, hoy más que nunca, es necesario redoblar esfuerzos en favor de la construcción de un entorno de paz y de respeto a la dignidad humana, aseguró la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra.

 

Al recibir la investidura “Child Caregiver”, por parte de la soprano oaxaqueña Estephanya Leyva, a través de su Fundación “Fany Leyva”, Rosario Piedra Ibarra aseguró que esta condecoración es un impulso para seguir trabajando por condiciones de igualdad para la niñez mexicana, construir una cultura de paz y generar un entorno donde todas y todos vivamos libres de violencia.

“Recibo este reconocimiento como el sello de un compromiso previamente realizado. El compromiso con el respeto a la dignidad de las niñas y los niños, de las y los adolescentes, particularmente, de aquellos que han visto sus derechos limitados o vulnerados por la discriminación, la violencia estructural y otros fenómenos que anteponen los prejuicios, los estigmas o los intereses privados al bienestar de la niñez”, señaló.

Piedra Ibarra afirmó que la funesta etapa de violencia que México está intentando dejar atrás ha implicado una serie de atropellos para la niñez que no podemos permitir que se repita. Garantizar que ni una niña o niño vuelva a ser blanco de las peores expresiones de la humanidad, es hoy nuestro deber, como lo es también que las víctimas tengan acceso a la justicia, la reparación de daños, la verdad, la memoria y el compromiso de no repetición.

En su oportunidad, Fany Leyva, quien en 2019 fue nominada al Premio Internacional de los Niños por la Paz, distinción que han recibido personajes como Malala Yousafzai de Pakistán, y Greta Thunberg de Suecia, mencionó que la investidura se entrega a líderes mundiales que le otorgarán importancia a los niños y sus problemas, y que lucharán en pro de las bellas artes como un derecho infantil para lograr una vida llena de paz.

La intención de la premiación es fomentar los valores de reconocimiento que empoderan a la niñez y juventud y despiertan a la adultez, son incentivos para continuar la tarea de dejar un mejor mundo, sostenible y pacífico.

Durante el evento, realizado de manera virtual, la CNDH ratificó su compromiso de garantizar los derechos de la niñez y la juventud, y materializar su participación para contribuir a un óptimo desarrollo e inclusión, fomentar la educación y potenciar su autoestima.

La presidenta de la CNDH también refrendó el compromiso que ha mantenido vigente y fortalecido desde el inicio de su gestión con el interés superior de la niñez y adolescencia, para asegurar el pleno goce y ejercicio de sus derechos y desarrollo holístico.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre