Gobernador Jaime Bonilla logra acuerdo entre pescadores y el titular de CONAPESCA

TIJUANA, JUNIO 23, 2021.- A propuesta del gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, cooperativistas pescadores de atún con anzuelo que hace tres semanas “tomaron” las oficinas de la SADER en Ensenada, se reunieron con el titular de la CONAPESCA, Octavio Alberto Almada Palafox, para exponerle sus demandas y llegar al acuerdo de una tregua hasta principios de julio próximo.

 

El funcionario federal coincidió con el mandatario estatal en que los pescadores de Baja California tienen el derecho a la pesca de túnidos en aguas mexicanas, lo que se les han estado impidiendo autoridades federales, al negarles los permisos respectivos para desarrollar su actividad y sobrevivir económicamente.

Los cooperativistas encabezados por Melchor Campoy Moreno, plantearon sus requerimientos al Comisionado Nacional de Acuacultura y Pesca, dependiente de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER, por sus siglas), urgiendo por una respuesta a sus demandas.

Almada Palafox les dijo que coincide con el gobernador Bonilla Valdez, en el sentido de que “ustedes tienen el derecho a pescar y nosotros, como Gobierno, la obligación y el compromiso de hacer lo que nos corresponde para que puedan salir a pescar en el litoral bajacaliforniano.

En la reunión, en la que también participó el secretario de Economía Sustentable, Turismo y Pesca del Estado (SEST), Mario Escobedo Carignan, comentaron en este contexto sobre las facilidades que obtienen barcos pesqueros de otras naciones, no solamente en el Alto Golfo de California, sino también en la costa del Pacífico de Baja California.

Hicieron hincapié en el trato del que disfrutan pescadores trasnacionales y acaparan grandes volúmenes de atún aleta azul, en tanto que los ribereños regionales sufren la precariedad por la prolongada inactividad, pese a su insistente gestión por obtener los permisos de la SADER, por conducto de CONAPESCA e INAPESCA (Instituto Nacional de la Pesca).

El pasado miércoles 2 de junio en curso, cooperativistas pesqueros tomaron las oficinas de la SADER en Ensenada, frente a las que colocaron mantas con las que impidieron el paso de los empleados, mostrando mensajes dirigidos al Presidente Andrés Manuel López Obrador, en los que solicitaban cumplir con su promesa de atender a “los pescadores atuneros pobres”.

Manifestaron entonces que, desde enero y febrero de 2020, solicitaron los permisos para realizar la pesca de atún con anzuelo en el litoral bajacaliforniano frente al Océano Pacífico, mismos que les fueron rechazados por el INPESCA bajo el argumento de que no debe excederse en la captura del atún, contrastando con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), que la SADER aumentó a 3,500 toneladas la captura de túnidos en el Pacífico oriental, lo que beneficia solamente a las grandes empresas atuneras.

Al término de sus exposiciones, el Mtro. Almada Palafox les reiteró, como lo hizo el gobernador de Baja California, su disposición a defender su derecho a la práctica de la pesca de atún con anzuelo, para lo cual les propuso esperar a su regreso en la primera semana de julio entrante, para traerles un planteamiento sobre las alternativas a desarrollar en dicha actividad pesquera, logrando así la aceptación de los cooperativistas para suspender la “toma” de la SADER en el puerto de Ensenada.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre