Jaime Bonilla Valdez cumplirá sus compromisos hasta el 31 de octubre; decidirá el 15 de noviembre si se va al gabinete de AMLO 

Dijo que del Presidente ha recibido ofrecimientos para “encargos tanto de aquí, como fuera del país”; adelantó que desea mantenerse “cerca del Estado”

TIJUANA, OCTUBRE 18, 2021.- El Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, confirmó que el 31 de octubre próximo entregará la estafeta a la gobernadora electa, Marina del Pilar Ávila Olmeda y será el 15 de noviembre entrante cuando anunciará su decisión sobre las “invitaciones” para integrarse al gabinete del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Me quedan dos semanas o menos para seguir trabajando (al frente de la administración estatal) y lo voy a hacer hasta el último día de mi mandato. Como dice el Presidente: “el éxito (de todo proyecto), es enfocarte en lo qué estás haciendo”, comentó firme y tranquilo durante una entrevista a un medio noticioso local.

El gobernador Bonilla Valdez dijo que no desea asumir un encargo que lo aleje del estado, aunque los ofrecimientos (de AMLO) han sido “de aquí, como fuera del país”. “Quiero tener la latitud de servir a mi estado, desde donde esté, podemos ayudar al gobierno que sigue con las gestiones, no importa quien se lleve los aplausos, el pueblo sabe quiénes son sus funcionarios”.

Comentó que dialogó con el Presidente López Obrador sobre varios compromisos de infraestructura, como la carretera de Ensenada a Guerrero (ampliación), un proyecto que desea concretar, aun cuando termine su mandato el 31 de octubre en curso, y sin interferir en el trabajo del próximo gobierno estatal.

Abundó que esa obra la considera una promesa que no alcanzará a concretarla en su periodo, lo mismo que la cobertura de internet gratuita para la población de Baja California; y que, de los 100 compromisos establecidos desde el inicio de su administración, ha dado cumplimiento a 96.

El jefe del Ejecutivo estatal aplaudió el anunció del Presidente AMLO, en su reciente gira a Baja California sobre la construcción del viaducto elevado en Tijuana, con fondos del Gobierno Federal (del Fideicomiso de Aduanas) y sin costo para los bajacalifornianos, que no pagarán peaje al transitar del Aeropuerto al Cañón del Matadero y a la inversa.

Sobre este proyecto, que impulsó el Gobierno de Baja California, agregó su certeza de que “detonará mucho más la economía de Baja California; la gente no cruzará por el Centro o por la Avenida Internacional y conectará a Playas; el señor Presidente consiguió la anuencia de Hacienda, Aduanas y el SAT”.

Reconoció además que su administración trabajó de cerca con el Gobierno federal y adelantó que será hasta el 15 de noviembre cuando él informe sobre su decisión para aceptar un nuevo cargo o encargo del Primer Mandatario, quien declaró en su reciente gira por Baja California, que (el gobernador a punto de concluir su gestión” “irá a dónde él quiera”.

Sobre el hecho de haber sido llamado por AMLO como “precursor de la 4T en el país”, expresó: “Me halaga, me siento orgulloso que tenga ese concepto de mi persona, trabajamos para ganarnos el respeto del pueblo”.

Bonilla Valdez, señaló que él planteó su proyecto de gobierno, de ahí que, surgieron las Jornadas por la Paz, como una manera de hacer un gobierno diferente, “no hacer lo políticamente correcto, sino lo correcto, en beneficio del pueblo”.

Mencionó que las calles pavimentadas, la instalación de redes de servicios públicos y las mejoras de infraestructura, fueron acciones que decidió el pueblo, resultado de ese trabajo de ir a las colonias y preguntarla a la gente lo que necesita, lo que quiera, no lo que el gobernante decide o quiere hacer para favorecer amigos o contratistas.

Recordó sobre los inicios de su gobierno, en noviembre de 2019, cuando tuvo que enfrentar el grave problema de falta de pago a  los maestros, cómo afrontaron la pandemia con falta de médicos y de los recursos que fueron canalizando poco a poco, para hacerle frente a las distintas problemáticas de los bajacalifornianos.

En relación al ambiente de aparente fricción política en el proceso de transición entre la administración saliente y la entrante, dijo no estar interviniendo de manera personal, sino que “hay una persona responsable del gobierno saliente y otra del entrante que son quienes coordinan y programan los pasos a dar para la entrega recepción.

Al abordar el tema de la municipalización de los organismos operadores de agua y drenaje, que han polemizado medios y personajes políticos, aclaró que fue un compromiso de campaña que el pueblo pidió. “Siempre estuvo desde el principio en mi plan de gobierno, por ello la creación de la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua. Y yo, Jaime Bonilla cumplo mi palabra”.

Aseguró que “todos los municipios han respaldado, excepto uno”, y que cuando se promovió la suspensión provisional ordenada por la SCJN, “algunos organismos ya se habían entregado, como son los ayuntamientos de Tijuana y Ensenada”.

En este marco, reconoció el trabajo de la empresa Fisamex, responsable de hacer las auditorías y los dictámenes a las grandes compañías que por años adeudaban agua; aseguró que ninguna compañía “aguachicolera” ha ganado un amparo (para regresarles el dinero), solo ha habido suspensiones provisionales.

El gobernador Bonilla Valdez dijo que ha afectado intereses de “quienes se han robado el agua” y que no ha sido un “gobernador cupular”, el pueblo siempre es primero, los que menos tienen. En el tema del agua, compartió que adentro del organismo, en la CESPT, detectaron que “borraban cuentas”.

Concerniente al tema de los pescadores de Baja California, destacó el respaldo que les dio el Presidente de México al autorizar el otorgamiento de permisos para pescar; “el presidente les dijo ̕ eso ya está resuelto̕ les van a dar los permisos; (ellos piden) que los dejen vivir y ejercer su vocación, ha habido abuso de pesqueras grandes”.

Adelantó que el próximo viernes 22 de octubre, en el municipio de Ensenada, les va a otorgar permisos de pesca a 19 pescadores, los cuales les habían sido negados, por la intervención a distancia de autoridades federales que cancelan arbitrariamente la vocación de quienes practican la pesca para sobrevivir.

El gobernador Jaime Bonilla, abordó también el tema de la Planta Fotovoltaica en Baja California (en la carretera Mexicali-San Felipe), de la que dijo que hay resistencia por vencer, porque es una necesidad para que el Estado cuente con “soberanía energética”; reconoció que falta que el Gobierno Federal otorgue permisos a la empresa responsable de la construcción, dijo que él en su momento, gestionó para que el Estado se conectará a la red nacional, pero ante la negativa, se analizaron otras alternativas.

En materia política, opinó que Mario Delgado Carrillo, dirigente de Morena, “no está haciendo las cosas correctas en los estados” y que “quiere influir en las decisiones”. Aseguró que no tiene ningún “pleito” con él, pero que “ha dejado mucho que desear” y que las elecciones ganadas han sido por el trabajo que ha hecho el Presidente López Obrador.

Comentó que contemplan entregar, antes de concluir su administración, las participaciones a los municipios, así como el concepto de retenciones; recordó que solicitaron un crédito de 3 mil millones para obra, del cual se utilizó 1,500 mdp y que el resto quedará etiquetado en proyecto para ejecutar obras.

Finalmente, sobre la investigación que se sigue al ex gobernador, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, mencionó: “Ya está empapelado, yo cumplí con presentar la demanda, meterlo a la cárcel es responsabilidad de la FGE, el fiscal tiene la facultad de hacer lo correcto, por mí ya lo tuviera ̕ guardadito̕ “.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre