QUINTANA ROO, NOVIEMBRE 17, 2020.-La periodista Cecilia Solís, quien el pasado 9 de noviembre recibió un tiro en la pierna, al cubrir la manifestación en contra de los feminicidios en Quintana Roo, expresó su condena en contra del Gobierno del Estado, al sentirse utilizada por funcionarios que, al salir del hospital, se tomaron la foto con ella para subirla a las redes, y anunciar que contaría con “total apoyo para su recuperación”.

“Nada más falso. Desde que salí del hospital no se volvieron a comunicar conmigo. Yo no puedo trabajar, tengo que ir constantemente a curación y no cuento con recursos para ello. Tuve que comprar ampolletas inyectables para evitar una infección mayor, medicamento que no hay en Quintana Roo, y por fortuna logré que me la enviaran de Yucatán”, expuso.

Le he pedido a mi esposo que venda mi auto, de todas formas yo ya no puedo manejar, para así hacerle frente a esta situación.

El pasado 9 de noviembre, Cecilia Solís fue alcanzada por una bala en la explanada de Palacio Municipal, cuando ella corría, luego de escuchar detonaciones. Fue hospitalizada en la clínica de Especialidades del IMSS y horas después salió por su propio pie.

Fue ahí que el vocero del Gobierno del Estado, Carlos Orvañanos Rea se tomó la foto con la reportera, para de inmediato subirla a las redes, anunciando que la periodista salía del nosocomio y que recibiría todo el apoyo de la administración de Carlos Joaquín González para su recuperación. “Pero no me volvieron a llamar, ni siquiera para preguntar mi estado de salud”, apuntó.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here