TIJUANA, FEBRERO 17, 2019.- Es tanta la corrupción heredada al nuevo régimen presidido por Andres Manuel López Obrador es, que provoca retraso y lentitud en la entrega-recepción de las delegaciones estatales de cada Secretaría del nuevo Gabinete Presidencial.
Así lo revela el Ing. Jaime Bonilla Valdez, durante un encuentro con ciudadanos que acuden a pedirle su apoyo, en la solución de varios problemas, algunos del ámbito federal, pero también hay de ingerencia estatal y municipal.
“Les pongo un ejemplo muy práctico y reciente: En la Delegación de Bienestar, antes llamada Sedesol, que tiene sus oficinas en la Zona Urbana Rio Tijuana, al hacer la entrega-recepción, encontramos en nómina a 138 empleados, pero de éstos, solamente 13 son de base”, les dijo.
“…Y, luego, cuando el nuevo delegado y su equipo de trabajo revisaron los datos de los otros 125 que cobraban puntualmente sus quincenas, resultó que en muchos de los casos, ni siquiera los domicilios eran reales, pusieron lotes baldíos o negocios que nada tenían que ver con las personas…”
Bonilla Valdez dijo que este tipo de circunstancias son las que están haciendo que la entrega-recepción sea lenta y complicada, porque hay que hacer levantamiento de actas y reportes para informar en el tiempo que legalmente debe hacerse.
A lo anterior, el propio delegado de Bienestar, Mtro. Gilberto Herrera Solórzano, terció en la conversación y agregó que “…familiares de funcionarios de Bienestar, no solamente acudían a cobrar sus cheques, sino que llegaban en suburbans y con escoltas, a recoger despensas…”
Las incidencias están siendo documentadas para enviar los informes correspondientes a la Secretaría de Bienestar, en la Ciudad de México, como se hará en los casos de otras dependencias en las que también se están encontrando inconsistencias en el manejo de recursos y probables actos de corrupción por omisión y deshonestidades.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here