TIJUANA, B.C., ABRIL 11, 2018.  El 10 de abril de 1919 murió Emiliano Zapata en un golpe de traición perpetrado por sus opositores. La Alcaldía de Tijuana conmemoró el 99 aniversario luctuoso de este héroe revolucionario, con un acto cívico donde se realizaron honores a la Bandera y se interpretó el Himno Nacional Mexicano.

En la ceremonia, que estuvo a cargo de la Dirección de Relaciones Públicas,   autoridades municipales y militares realizaron una Guardia de Honor y ofrenda floral.

Los honores a la bandera estuvieron a cargo de la Escolta y Banda de Guerra del 28 Batallón de Infantería, mientras que el Himno Nacional Mexicano y el Canto a Baja California fueron interpretados por la Banda de Música del XXII Ayuntamiento de Tijuana.

El Archivo Histórico de Tijuana señaló que el “Caudillo del Sur”, sobrenombre con el que se le conocía a Emiliano Zapata, nació en 1879 en Anenecuilco, Morelos en el seno de una familia campesina, lo que lo llevó a defender las causas del campo agrícola y a oponerse a la política agraria del régimen porfirista.

Primero fue elegido como presidente del Consejo Municipal de su tierra natal; después como jefe de la Junta de Villa de Ayala; luego fue nombrado como Jefe Supremo del Movimiento Revolucionario del Sur, cargo con el cual tomó la ciudad de Cuautla, Morelos y procedió inmediatamente al reparto de las tierras.

Más adelante, y al no respetarse el tercer punto del Plan de San Luis, que planteaba la restitución de las tierras, el ‘Caudillo del Sur’ elaboró junto con Otilio Montaño el Plan de Ayala bajo el argumento de “la tierra el de quien la trabaja”, con el cual pedía la restitución de tierras comunales y daría un argumento al movimiento zapatista.

En los más de 700 planes elaborados desde el inicio de la Independencia hasta el Plan de Tuxtepec, ninguno abordaba la problemática de las tierras agrícolas, la mayoría sólo se centraba en planes políticos y otros tantos en situaciones sociales.

Además en Morelos impulsó la reconstrucción de la región basada en principios ideológicos liberales y socialistas, mediante un gobierno que abordó Comisiones Agrarias, estableció la primera entidad de crédito agrario en México e intentó convertir la industria del azúcar.

Más adelante Emiliano Zapata combatió a diversas fuerzas, sin embargo, las encabezadas por el Coronel Jesús Guajardo, lo traicionaron y lo asesinaron por la espalda en 1919, junto a su escolta.

Posteriormente el gobierno de Carranza exhibió durante días su cadáver para demostrar que “Zapata y el zapatismo habían muerto”.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here