Ciudad de México/DICIEMBRE 1, 2018/POLÍTICO.MX.- En una emotiva ceremonia en el Zócalo capitalino, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, se hincó para recibir una cruz blanca de un médico indígena. Esto, previo a que AMLO recibiera el Bastón de Mando de los pueblos indígenas.

Después de hincarse, el presidente López Obrador se dirigió a los cuatro puntos cardinales, junto con todos los presentes en la plancha del Zócalo para, en ritual indígena, purificar todos los rumbos, el centro, la madre tierra y el cielo.

A pocos minutos de recibir el Bastón de Mando consagrado a Ometéotl (El dios dual) que así sea, repitieron todos los presentes antes de hacer un pensamiento de reconciliación, muy a la vieja usanza de los pueblos indígenas.

“A nombre de todos los pueblos indígenas del país, hacemos entrega de este Bastón Sagrado que será la guía de nuestro país”. “Que sirva para usted mandar obedeciendo al pueblo” “Queremos ser tomados y tomadas en cuenta en los planes que usted tenga en estos 6 años, queremos manifestar a usted nuestro compromiso.” Fueron algunas de las cosas que le dijeron a AMLO antes de darle el poder de mando de todos los pueblos indígenas.

Después de salir de Palacio Nacional y cruzar la plancha del Zócalo, mientras los 68 pueblos indígenas y el pueblo afromexicano hacían una ceremonia de recibimiento, AMLO subió al templete y recibió una limpia junto con su esposa Beatriz.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here