LOS ÁNGELES, CA., ABRIL 3, 2018.  Los cradores de Stranger Things, Matt y Ross Duffer, han sido demandados por Charlie Kessler, director del filme corto Montauk, por supuestamente haber plagiado su historia para la exitosa serie de ciencia ficción de Netflix.

En la querella, Kessler acusa a los hermanos Duffer de incumplimiento de contrato implícito, alegando que cuando los conoció, durante una fiesta en el Festival de Cine de Tribeca en 2014, les vendió el concepto de una historia de ciencia ficción ambientada cerca de una base militar abandonada.

De acuerdo con el argumento de su abogado, Michael Kernan, el contrato implícito de conformidad con normas industriales bien establecidas fue creado durante aquella fiesta hace cuatro años.

Después del éxito masivo de Stranger Things…los demandados han hecho enormes sumas de dinero al producir la serie basada en los conceptos del demandante”, señala Kernan en la demanda, según The Hollywood Reporter.

Según Kessler, Stranger Things está basado en el cortometraje Montauk que hizo en 2012 como teaser para presentar el guión de su película The Montauk Project, ambos ambientados en la ciudad de Nueva York.

Con su denuncia, busca obtener una orden judicial para que los hermanos Duffer dejen usar sus conceptos y destruyan todos los materiales basados en dichos conceptos, así como la restitución de ganancias perdidas y daños punitivos.

El origen de Stranger Things, se remonta a un libro de ciencia ficción rodeado de teorías conspiranoicas titulado The Montauk Project: Experiments in Time, el cual fue publicado en 1992, por Preston B. Nichols y Peter Moon.

En un principio, la serie de Netflix iba a ser bautizada como Montauk, pero acabó dando lugar al título actual.

Después de su estreno en Netflix el 15 de julio de 2016, la tercera temporada de la serie fue confirmada de forma oficial para diciembre de 2017.

 

Con información de Hipertextual

 

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here