TIJUANA, FEBRERO 7, 2021.- Aun con el esfuerzo del organismo operador de agua en Tijuana de invitar a la gente a contratar o a regularizarse, se han detectado tomas clandestinas e irregularidades en tomas comunales, informó ante el Gobernador Jaime Bonilla Valdez, el responsable de Atención y Vinculación de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), Héctor Gutiérrez.   

El responsable del área de Vinculación en CESPT, explicó que, durante su recorrido por colonias, se ubicaron tomas clandestinas en la red de alcantarillado y los pozos de visita en Corona del Mar, sección Gavia, un fraccionamiento de alta plusvalía.

Señalo que los desarrolladores de esta zona, que además vendieron a particulares, son los responsables de la instalación de tomas irregulares de agua y enfatizó que el propio Gobernador y la SEPROA, hacen un gran esfuerzo para abastecer del vital líquido a la ciudad y que encontrarse con esta situación es una injusticia.

Detalló que el pasado sábado se descubrió una toma comunitaria en la colonia Xicoténcatl Leyva, que fue beneficiada con los recursos del ramo 33, en la que ahora los ciudadanos se reúsan a pagar el consumo de agua comunal hasta que los conecten a la red.

El representante de la CESPT, dijo que los adeudos han llegado a los 30 mil pesos y se tienen que cubrir por contar con el servicio, sin excepción. “Las tomas comunitarias están destinadas a los grupos más vulnerables, debe haber consciencia, al momento que entre un decreto, si no hay movimiento en la cuenta y abonos, no se podrá hacer valer el edicto”, aclaró.

En el caso del fraccionamiento Corona del Mar, informó que fueron 50 casas  residenciales a las que ya se les cortó el servicio, y tendrán que contratar una toma comunal provisional, mientras se hacen los trabajos de conexión a la red formal.

Expuso que los residentes fueron víctimas de un fraude por parte del fraccionador y que son prácticas ya conocidas, donde los constructores con alevosía entregan fraccionamientos en zonas exclusivas sin servicios, ocasionando un verdadero conflicto social.

Héctor Gutiérrez, explicó que el tema del medidor comunal empezó con un reclamo social por falta de agua, por lo que se pusieron puntos de conexión, con la finalidad de acercar el vital líquido lo más posible y los vecinos hacen su propia red y se reparten el pago entre 10 y 15 metros cúbicos por mes cada cuenta.

“El problema es que hay algunos de estos usuarios que no pagan, al inicio de esta administración el total de la deuda de la toma comunal ascendía a los 64 millones de pesos, a más de un año de este gobierno, bajó este crédito a 56 millones de pesos, gracias a las gestiones del ingeniero Jaime Bonilla Valdez, el objetivo en los próximos meses es reducirla a 40 millones de pesos”, subrayó.

Finalizó:  “Al término de esta administración, queremos entregar cuentas claras, entregar un departamento de cuentas comunales sanas, que los negocios de lava autos y tiendas de conveniencia como Oxxo no estén conectados ilegalmente a las tomas comunales de la CESPT”.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here