TIJUANA, B.C., 14 de diciembre de 2019.- Ante la dramática tragedia de cientos de familias de la colonia Sánchez Taboada, el gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, puso en marcha un programa integral de rescate de este populoso sector, donde hay casi 300 casas con etiqueta roja y otras 200 con amarilla, destinadas a ser derrumbadas, por los añejos hundimientos de suelo.

Ofreció “construir un nuevo fraccionamiento, porque están en peligro de derrumbe otras casas y pueden causar una tragedia; les vamos a dar un apoyo mensual de 3,500 pesos para que renten casa donde puedan habitar, en tanto son construidas las nuevas viviendas; tenemos que diseñar un esquema para resolverles sus problemas”. Les anunció también que, mientras les dan nuevas casas, la CESPT no les va a cobrar el consumo de agua en esta colonia.

El mandatario estatal acudió, en cumplimiento a sus compromisos políticos, a la Jornada de Bienestar promovida por la Secretaría de Integración y Bienestar Social, cuya titular es Laura Torres Ramírez y aprovechó para dirigir un mensaje de esperanza a los residentes, en gran parte personas de la tercera edad, que han visto derrumbarse sus patrimonios.

En este acto protocolario, en el que estuvo acompañado de varios integrantes de su gabinete legal y ampliado, el Gobernador hizo un claro señalamiento a los gobiernos de antaño que “los trajeron a vivir en esta zona y les dijeron que nunca tendrían problemas, pero lo que ellos querían era quitarlos de la Zona Río por sus intereses económicos”.

Hizo énfasis en las instrucciones dadas a los titulares de las secretarias de Salud, de Bienestar y del Trabajo, para que intensifiquen sus jornadas y acerquen sus servicios a la comunidad afectada; lo mismo, al director de la CESPT y del DIF estatal, mismos que intervinieron en esta jornada.

“Me siento como en mi casa, ya que en dos campañas políticas anteriores como Senador y como Gobernador, tuve la oportunidad de escuchar detenidamente el reclamo social y sus necesidades y que en contraste me encuentro con distintos problemas que hay que resolver”, expresó.

Cabe mencionar que las principales avenidas de la colonia Sánchez Taboada, están cerradas por los daños severos que presentan los deslaves, lo que provoca que los servicios y los mismos habitantes, no puedan entrar o salir por cualquier emergencia.

Expresó enérgicamente, sobre el desvío de recursos en anteriores administraciones que no los atendieron; “El gobierno anterior va a pasar por armas; este gobierno, es diferente, y no les vamos a fallar, y si les fallamos, recuerden que aquí no hay vacas sagradas. Pero en este momento no hay tiempo que perder”.

Exhortó a los presentes a que “…no permitan que sus funcionarios le aflojen, no vinimos a choricear, los convoco a que organicen comités ciudadanos para dar seguimiento a sus necesidades y los vamos acompañar hasta el final”.

En este recorrido acompañaron al Gobernador Bonilla Valdez, Miguel Ángel Mora Marrufo, presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC); representante de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPPC), Isaías Bertín Sandoval; doctor Jesús Ruiz Uribe, Delegado Federal Único; secretario de Salud, Alonso Pérez Rico; secretaria de Integración y Bienestar Social, Laura Torres Ramírez; diputado local Ramón Vázquez Valadez; Catalino Zavala Márquez, secretario de Educación; director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt), Rigoberto Laborín Valdez; Sergio Moctezuma Martínez, secretario del Trabajo en el Estado; Blanca Estela Favela Dávalos, presidenta del DIF Estatal; y el Fiscal Central Hiram Sánchez Zamora.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here