CIUDAD DE MÉXICO, SEPTIEMBRE 17, 2020.-  En un hecho histórico, el titular del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, solicitó al Senado aprobar la consulta popular para el posible enjuiciamiento de cinco ex presidentes del periodo neoliberal, por la presunta comisión de delitos que incluyen la entrega de recursos de la nación a particulares, fraudes electorales, complicidad con la delincuencia organizada y corrupción, a partir de actos voluntarios irracionales.

Propuso la pregunta: ¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y, en su caso, sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, antes, durante y después de sus respectivas gestiones?

El mandatario presentó la solicitud el martes –horas antes de que venciera el plazo legal–, con el propósito de que la consulta se lleve a cabo el día de las elecciones del próximo año.

En un amplio documento expuso los hechos por los cuales se podría enjuiciar a sus antecesores:

Carlos Salinas de Gortari, impuesto por un fraude, profundizó la desigualdad en México y entregó a particulares nacionales o extranjeros una cantidad sin precedente de bienes públicos.

Ernesto Zedillo llevó hasta sus últimas consecuencias las políticas privatizadoras, entregando bienes nacionales, como los ferrocarriles, y adjudicó a los mexicanos deudas privadas por un monto de 552 mil millones de pesos del rescate bancario de 1998, monto que en la actualidad asciende 2 billones de pesos.

Vicente Fox intervino indebida e ilegalmente en el proceso electoral de 2006 para impedir su triunfo.

Afirmó que Felipe Calderón, tras exacerbar la violencia y multiplicar las zonas del territorio nacional bajo control de las bandas delictivas con su estrategia militar, desoyó las advertencias de que su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, era cómplice de una de las facciones del narcotráfico y no hizo nada.

A la luz del enjuiciamiento de García Luna en Estados Unidos, añadió: su actitud sólo puede explicarse como fruto de una extremada irresponsabilidad o de complicidad activa o pasiva con la delincuencia organizada.

En cuanto a Peña Nieto, resaltó la irrupción de grandes cantidades de dinero, producto de sobornos de Odebrecht en su campaña presidencial, documentado a partir de declaraciones de Emilio Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos.

Además, Lozoya apunta a la presunta complicidad de Peña Nieto en los sobornos que se entregaron a legisladores del PAN para la aprobación de la reforma energética y en la compra fraudulenta de Agronitrogenados, que causó al erario un quebranto superior a 200 millones de dólares.

López Obrador rechazó que el diputado Pablo Gómez le haya anticipado sobre la iniciativa de ley de amnistía. Ya parece que me va a estar consultado lo que va a decir, o Porfirio Muñoz Ledo o el ingeniero (Cuauhtémoc) Cárdenas. No, nosotros estamos acostumbrados a decir lo que sentimos y defender nuestros principios, pero el ciudadano decide al final.

Información de LA JORNADA

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here