MUNDO SANO/ ENERO 10, 2021.- El médico posiblemente revise tus antecedentes familiares y tu historia clínica, y realice una exploración.  El especialista puede solicitar varias pruebas para diagnosticar tu trastorno o cualquier otra enfermedad relacionada.

Una buena higiene del sueño se refiere a que debes mantener un horario regular para dormir, evitar la cafeína y actividades estimulantes cerca de la hora de acostarte, limitar el tabaco y el alcohol.

También es útil que puedas hacer ejercicio en la mañana y evitar aquellos que sean de moderados a intensos cerca de la hora de acostarte. Los médicos pueden recetarte un suplemento a base de melatonina que deberás tomar al anochecer para ayudar a ajustar tu ritmo circadiano.

Otras formas es practicar la fototerapia que es exponerte a la luz de la mañana para ajustar tu reloj interno del sueño (ritmo circadiano).

Cronoterapia: Los médicos pueden recetarte un horario de sueño que retrasa tu hora de dormir de 1 a 2,5 horas cada seis días, hasta llegar a alcanzar el horario deseado. Una vez que se establece, debes mantener tu horario de sueño.

Algunas personas tienen dificultades para dormirse a las horas habituales. El sueño solo les sobreviene horas más tarde. Una vez que se duermen, lo hacen con profundidad, no despertándose en toda la noche más allá de lo que suele ser normal para su edad.

Si tienen que madrugar, les cuesta extraordinariamente levantarse, si es que llegan a conseguirlo. En tal caso, realizan sus actividades a costa de dormir pocas horas, sintiéndose cansados y siendo su rendimiento en general bajo durante la mañana.

En definitiva, lo característico de estas personas es que su sueño sea normal en cantidad y duración pero tiene lugar a una hora tardía. Es el llamado síndrome de retraso de fase del sueño.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here