TIJUANA, FEBRERO 19, 2021/DTJ.- La fila se extendió poco a poco, casi 300 migrantes salvadoreños, hondureños y algunos mexicanos se arremolinaron en la puerta de ingreso a los Estados Unidos, creyendo que este viernes 19 reactivarían su proceso para ingresar al vecino país para pedir asilo.

Animados por una mentira, un total de 197 adultos y 89 niños decidieron pernoctar en la calle a escasos 8 grados centígrados y en una ciudad que acaba de cambiar a semáforo naranja ante la pandemia por Covid-19.

El drama de los migrantes en tránsito revivió y la administración de la alcaldesa Karla Patricia Ruiz Macfarland movió a sus instituciones para atender a los que ahí estaban decididos a permanecer para ser “los primeros” en cruzar -según sus ilusiones- a San Ysidro, California, primera ciudad frontera con Tijuana,

“Nosotros seremos compasivos -dijo el Secretario General de Gobierno Municipal Carlos Mora Álvarez– ex titular de la Comisión de Asuntos Migratorios en el Gobierno de Baja California y especialista en temas migratorios:

“Por instrucciones de la alcaldesa Karla Patricia Ruiz los vamos a orientar y les vamos a ofrecer apoyo a través de las instituciones como la Unidad Municipal de Apoyo Social UMAS así como a través de la coordinación federal con Grupo Beta.

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, nacido en Tijuana en una colonia de migrantes (La Colonia Libertad) instruyó para que fueran asistidos e informados acerca del trámite para los llamados Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) que se reanudarían por parte de los Estados Unidos, pero por la vía electrónica, no presenciales.

A continuación incluimos un anuncio del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos donde se advertía permanecer en sus casas en espera de instrucciones ante la reanudación del trámite que se realizaría de manera electrónica y bajo una clara advertencia de “NO ACERCARSE A LA FRONTERA“.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here