CIUDAD DE MÉXICO, MARZO 15, 2018.- “¡Ahí muere!” le dijo en varias ocasiones el sujeto que minutos antes le había agarrado los senos a Fernanda Ostos y se había echado a correr. Ella fue detrás de él y con ayuda de la gente que estaba en la zona lo detuvieron y llamaron a la
policía.
A diferencia de su agresor, para Fernanda “ahí no muere” el asunto. Luego de comunicar en sus redes sociales lo que le había pasado en la calle Ámsterdam fue al Ministerio Público a poner su denuncia en busca de que el agresor pague por lo que hizo y no con dinero.

“Yo esperaría cárcel porque no hay dinero que a mí me pague ese momento, lo que estos tipos hacen lo hacen porque saben que no les va a pasar nada, no esperaban que gritara y que la gente me fuera a ayudar”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la actriz contó que el trato fue bueno en el Ministerio Público pero que la interrogaron más que al que la violentó. “Me interrogaron más a mí que a él. El cuestionario psicológico que me hicieron fue de toda mi vida, eso no entiendo por qué, no veo qué tiene qué ver, incluso les pregunté por qué me cuestionaban de toda mi vida, qué tiene que ver mi infancia o cómo era yo en el kinder con lo que me acaba de pasar ahorita y fue muy largo, fueron como dos horas. Creo que el acusado es él, el que tiene los problemas mentales es él pero yo dije que iba a cooperar con las autoridades”.

Con información de EL UNIVERSAL

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here