TIJUANA, AGOSTO 15, 2018.- En un lapso no mayor a 15 años México vivirá un importante incremento en su población de adultos mayores, situación que de no atenderse con anticipación vendría significar un importante costo en diversos rubros. Ante esto, la conciencia de las nuevas generaciones en relación al sistema de pensiones o fondos para el retiro es una acción que debe promoverse.

De acuerdo con la Mtra. Rosa Sumaya Tostado, Coordinadora de la Lic. en Contador Público Internacional de CETYS Universidad Campus Tijuana, una pensión se puede considerar como digna cuando lograr cubrir todas las necesidades básicas de la persona, que va desde alimentos hasta actividades recreativas, teniendo como punto de referencia mantener un nivel de calidad de vida igual o mayor al que se contaba cuando la persona retirada laboraba.

“Se ha recomendado hacer aportaciones voluntarias a los fondos de retiro, a la par de los descuentos ya previstos, sin embargo, la revisión de la Ley Federal del Trabajo y del Seguro Social es aún una tarea pendiente, el Gobierno Federal tendría que verificar si esto es correcto o existe la necesidad de proponer algún cambio para que los jóvenes que se están incorporando al campo laboral no tengan que poner dinero extra”, compartió.

Y aunque la académica comentó que no se debe generalizar sobre el desconocimiento de las nuevas generaciones en el tema, la Mtra. Lorena Santana Serrano, Académica de la Escuela de Administración y Negocios del Campus Tijuana, plantea que en gran medida es que los jóvenes lo ven como un aspecto de su vida aún muy lejano y un tema del cual no deben preocuparse en este momento, sumado a la falta de preparación para llegar a ese momento.

“La facultad de soñar la tenemos todos, pero es importante aterrizar esos sueños a costos, es decir, cuánto nos cuesta pertenecer a su buen sistema de salud, viajar, tener una casa o comprar mi primer automóvil; lo ideal es pensar en ello hoy y no hasta que surja la necesidad de establecerse en otra ciudad, formar una familia, etc.”, puntualizó Mtra. Santana Serrano, en relación a que el cambio generacional viene con necesidades, perspectivas y formas de vida diferentes.

Entonces ¿qué deberían estar haciendo las nuevas generaciones? Para la Mtra. Sumaya un primer paso es tener un plan de ahorro personal, destinar parte del salario a una cuenta personal, principalmente a través de una institución financiera que los ayude a crear esa cultura. Y aunque no es posible definir un porcentaje exacto, ya que este dependerá de cada uno de los casos, una de las claves para iniciar es cuestionarse: ¿qué gastos puedo dejar de hacer para destinarlo a mi ahorro?

Por su parte, la Dra. Guadalupe Sánchez Vélez, Directora de la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Tijuana, añadió que el afore y las aportaciones adicionales representan sólo una primera parte de lo que podrían hacer. Una segunda opción a considerar sería participar en un fondo de inversión, la cual representa una de las mejores formas de invertir para los jóvenes, ya que pueden tener mayor capacidad de asumir riesgos y encontrar instrumentos que les generen ingresos más atractivos.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here