BAJA CALIFORNIA, FEBRERO 19, 2021.-El herpes labial, también conocido como fuegos o fuegos febriles, es una infección de origen viral bastante común, que se  manifiesta con  ampollas pequeñas que se desarrollan en los labios o alrededor de la boca, el cual debe ser tratado para evitar complicaciones, resaltó el doctor Raúl Ozono Castro, jefe de consulta en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Estas ampollas a menudo se agrupan formando manchas y una vez que se rompen se forma una costra sobre la úlcera resultante, detalló, normalmente desaparecen a los siete o 10 días sin tratamiento, sin embargo, si se tiene un sistema inmune débil pueden agravarse los síntomas.

Lo recomendable para aliviar las molestias es la aplicación de ungüento para fuegos, bálsamo labial,  cremas, compresas frías, dijo, así como evitar rascarse o tocar el área afectada.

El especialista advirtió que el herpes labial es contagioso aunque no aparezcan úlceras, por ello no se deben compartir bebidas, utensilios, productos para los labios, pasta de dientes, toallas o cualquier artículo que pueda entrar en contacto con la boca, especialmente cuando se tiene una llaga.

La primera infección por este virus suele transcurrir de forma asintomática, expuso, no obstante, hay estímulos o condiciones que favorecen estas recurrencias como son: exposición a luz UV, fiebre, estrés, menstruación o manipulación dental.

Al ser una infección viral no se puede erradicar y las ampollas pueden regresar, sin embargo la medicación antiviral puede ayudar a que las ampollas sanen más rápido y que reaparezca con menos frecuencia, por ello es primordial acudir a su Unidad de Medicina Familiar para recibir tratamiento adecuado, mencionó.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here