PLAYAS DE ROSARITO, ABRIL 5, 2021.- Una riña a golpes entre hermanos terminó con el asesinato de quien en vida llevara el nombre de Carlos (N), de 24 años de edad, residente de la Colonia Lucio Blanco.

Elementos de la Policía Municipal recibieron (al filo de las 23:53 horas de ayer domingo) una llamada de auxilio al número de emergencias 911 para indicar que los hermanos Carlos (N) y Miguel (N) se liaban a golpes en la parte trasera de la casa del hoy occiso.

Las unidades partieron de inmediato, pero todo era inútil pues Miguel (N) se había dado a la fuga para dejar inmóvil el cuerpo de su hermano.

En la Calle Rumualdo Gallardo de la Colonia Lució Blanco, una testigo manifestó que vio salir apresuradamente de la casa al joven Miguel (N), quien cuenta con 28 años de edad mientras decía que “había dejado dormido a su hermano”.

Los policías localizaron al agredido en un charco de sangre y sin signos vitales en tanto que los paramédicos verificaron que ya no contaba con signos vitales.

Localización

No habían transcurrido 10 horas después del crimen cuando elementos de la Policía Preventiva Municipal de Rosarito notaron sobre la Calle Romualdo Gallardo y Balbino Obeso que una persona con vestimenta pants y sudadera negra, sostenía un machete en su mano derecha al tiempo de discutir con una mujer.

El hecho movió a los oficiales a intervenir y al interceptar a quien se identificó como Miguel (N) de 28 años de edad, el mismo que habría sido señalado de cegar la vida de su propio hermano.

El machete que blandía el detenido medía, aproximadamente 45 centímetros de hoja y 13 de ancho.

Un crimen que en pocas horas es resuelto por la propia policía preventiva municipal con el apoyo de la comunidad que aportó pruebas y señalamientos que resultaron ser ciertos.

El detenido fue entregado a las autoridades estatales para continuar con su proceso ante el ministerio público y el juez de la causa.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here