TIJUANA, B.C., FEBRERO 15, 2018.  Se lleva a cabo la tercera fase del Programa de Inclusión para Personas en situación de Calle bajo un nuevo circuito de operación, dirigido a más de 12 mil internos que anualmente reinciden en al menos tres ocasiones, en la Estancia Municipal de Infractores EMI.

Lo anterior fue anunciado por el secretario de Desarrollo Social Municipal SEDESOM, Mario Osuna y por el secretario de Seguridad Pública Municipal SSPM, Marco Antonio Sotomayor.

Durante los últimos seis meses de implementado el programa humanitario por el gobierno municipal encabezado por Juan Manuel Gastélum, 730 personas con adicciones han sido rescatadas de la calle, víctimas del alcohol y drogas. 350 de ellas corresponden a la primera fase realizada el día jueves 17 de agosto del 2017 en las inmediaciones de Zona Río. En la segunda fase implementada los días lunes 23 y martes 24 de octubre del 2017, se rescató a 150 personas en el Malecón de Playas de Tijuana.

Mario Osuna resaltó que esta acción será permanente en la EMI, donde se busca trabajar más allá de una solución simplista con quienes, una vez concluidas sus 36 horas de estadía, regresan a la indigencia y el consumo.

“Es un tema inédito con impacto positivo. La tercera etapa inició el 30 de enero del 2018, siguiendo los días 1, 7, 8, 13 y 15 de febrero. Durante estos seis días, 230 internos han sido trasladados a 22 centros de rehabilitación, para vivir un tratamiento que tiene como objetivo reintegrarlos a la sociedad. El mayor porcentaje corresponde a varones de entre los 30 a los 59 años de edad”, informó.

Destacó que el presupuesto ejercido en las tres fases del Programa de Inclusión para Personas en Situación de Calle es menor a los 500 mil pesos y se busca convertirlo en una política pública a implementar en futuras administraciones.

El secretario de Seguridad Pública Municipal (SSPM), Marco Antonio Sotomayor, destacó que la realidad de adicciones en Tijuana no es un problema de seguridad, sino de salud, de ahí la importancia de cambiar la vocación de la Estancia Municipal de Infractores.

“Todos los días llegan a la EMI 500 personas y la mayoría son reincidentes. Estamos brindando una solución distinta en donde se trata de manera humana a las personas en situación de calle y no sancionarlos por su condición sino tratarles el problema médico, la adicción, dignificarlos a través del aseo personal, atención médica, ropa, alimento y después, canalizados a centros de rehabilitación”, explicó.

Para el nuevo circuito de trabajo permanente, se habilitó dentro de la Estancia Municipal un espacio de regaderas, área para corte de cabello, dos consultorios médicos y una estancia de espera con módulos de valoración del Instituto Municipal Contra Adicciones y de la Dirección Municipal de Salud; la selección para quienes son trasladadas a centros de rehabilitación varía dependiendo de la droga consumida y el tiempo de dependencia.

Durante el recorrido por la estancia, estuvieron presentes también, la regidora presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Ivette Casillas; el director de la EMI, Carlos Orlando Rivera; la directora del Instituto Municipal Contra las Adicciones, Martha Álvarez y el director de la Dirección de Servicios Médicos, Alfredo Hauter.

También se presentó el caso de éxito de Vanessa Estrada de 34 años de edad, quien fue una de las mujeres rescatadas en la primera fase del programa realizada el jueves 17 de agosto del 2017 en las inmediaciones de Zona Río.

Datos:

Tercera fase, 230 personas atendidas
10 mujeres
220 hombres
1 reactivo VIH

Los rangos de edades:
18-29 años – 101 personas
30-59 años – 129 personas
60 y más – 1 persona

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here