TIJUANA, ENERO 17, 2018.- Su imagen, impecablemente manejada por un especialista.  Esta vez “Pepe Meade” arremangada su modesta camisa -como se viste en el norte- contrasta con el saco Brioni, la corbata de seda y los mocasines capitalinos del Palacio de Hierro. Y es que Meade está en campaña!

Desde aquí vamos a pelear todos los días para recuperar el estado…” dijo en un auditorio que sabe perfectamente lo que significa vivir en un estado gobernado por el Partido Acción Nacional PAN desde 1989 (hace ya 29 años).

Pepe Meade, como lo llamó el presidente de México para revivir la vieja práctica priísta del dedazo y orientar a los que se estaban equivocando con el ex secretario de gobernación dijo lo anterior en el salón Mezzanine del Bulevard Insurgentes escenario de eventos políticos y un asesinato en el 2005 cuando el entonces director de la policía Francisco Castro Trenti titular de la Unidad de Homicidios Dolosos y de la Dirección Estatal de Servicios Periciales, de la Procuraduría General de Justicia del Estado, explicó que eran nueve gatilleros y llegaron en tres vehículos para abrir fuego en este lugar.

Ahí estaba el hombre que desde la parte más oscura del salón los asistentes –llevados en camiones para acercarlos sin pagar pasaje porque viven en las colonias más alejadas y paupérrimas de la ciudad como la 10 de Mayo– dan por ganadas las elecciones este mes de julio y ven como presidente al guerito alto de dientes medio chuecos pero bendecido por el presidente de los mexicanos, Enrique Peña Nieto en la recta final de sexenio.

“Son muchas décadas ya… de ya merito” dijo al referirse a las elecciones en las que el PRI se ha acercado sin suerte a la gubernatura con candidatos diversos, entre ellos el Ingeniero Jorge Hank Rhon quien se encontraba presente (quien se acercó para saludar a Pepe desde la primera fila de priístas distinguidos) por cierto, mismo que compitió el pasado sexenio en contra del ex gobernador del PAN José Guadalupe Osuna Millán.

Cabe mencionar que otro ya merito lo representó por milésimas el ahora embajador Fernando Castro Trenti frente al actual gobernador Francisco Vega de la Madrid una historia de candidatos priístas que se han quedado en eso desde hace casi ya 30 años cuando la primera derrota la protagonizó Margarita Ortega Villa (QEPD) derrota que representó un verdadero horror para miles en Baja California que vivían del priísmo y sus presupuestos.

Zapato café, cinto café, pantalón gris y camisa blanca con mangas arremangadas, por supuesto, el símbolo de andar trabajando para los publicistas y conductores de imagen que cobran caro:

“Son muchas décadas ya de estar ausente”, decía en su discurso y continuaba “Que se sepa que saldremos juntos, que saldremos unidos, entusiasmados, que sabemos hacer cuentas y en esta ocasión no nos van a faltar 24 mil 800”, al referirse a los votos que puso en la silla de la gubernatura al actual jefe del ejecutivo Francisco “Kiko” Vega de la Madrid.

Mientras una bandera de la Confederación Obrera Revolucionaria COR  (de mercados sobre ruedas) que dirige el sempiterno líder Rafaél García Vázquez (ex regidor gris en el XXI Ayuntamiento) siempre rodeado de jóvenes, ondeaba en el salón y el reloj marcaba la hora de repetir la historia que todo mundo ya conoce y que dejó de ser noticia:

Caminaremos con las mejores propuestas, con emoción y el temple de Baja Califoirnia que se oiga aquí y que se repita allá que vamos a ganar…

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here