TIJUANA, AGOSTO 13, 2019.- El Sistema Integral del Transporte sufre su peor caída desde su concepción en la administración del Dr. Jorge Astiazarán Orcí. Los camiones no salen a recoger pasaje ante la falta de combustible diésel para mover al pasaje.

Es la “crónica de una muerte anunciada” luego de que para operar un sistema de este tamaño se requiere de usuarios, apoyo gubernamental, recursos y decisión para operar la única ruta que debería ser la del SITT.

Esta mañana comenzaron a salir solo 4 camiones de los conocidos como rojos en tanto que los demás se quedaron en la Estación Este debido a la falta de recursos para comprar combustible que moviera el autobús.

Los usuarios del servicio comenzaron a desesperarse y tomaron otro transporte, el mismo que no participó en la formación de la empresa de empresas integrada por transportistas que donarían sus rutas para engrandecer el SITT y así saliera ganando el usuario con un transporte único, eficiente y moderno.

Pero no fue así, no se concretaron las rutas alimentadoras, muchos transportistas conservaron sus rutas y fueron competencia desleal y ruinosa para el Sistema Integral del Transporte de Tijuana SITT, finalmente sometido por los intereses de los que dominan el transporte en la ciudad.

Cabe señalar que el SITT está integrado por tres grandes ramales:

1.- SITT municipal (encargado de poner orden y facilitar la operación del SITT)

2.- SITT Empresa de Empresa (integrada por los transportistas)

3.- SITT Recaudadora (empresa encargada de poner la tecnología, cobrar y administrar el dinero que dejaría el usuario)

Cabe recordar que la entrega del SITT por parte del XXI Ayuntamiento enfrentó vandalismo en las instalaciones (vidrios rotos, robo de equipo de tecnología) y eso retrasó el arranque.

Meses después los camiones no se pudieron integrar en su totalidad puesto que no tenían la tecnología instalada (torniquetes, maquina de cobro, internet, etc) puesto que la empresa del recaudo se negó a seguir perdiendo equipo a raíz de la falta de garantías, el vandalismo y el robo de estos costosos equipos sin que hubiera un solo detenido.

Las instalaciones del SITT en Simón Bolívar sufrieron vandalismo cuando sujetos ingresaron luego de romper con un marro los gruesos cristales de la instalación central para quemar las computadoras y pretender incendiar las instalaciones.

El SITT Municipal ha tenido cuatro directores que no han podido impulsar el sistema en tanto que los empresarios del transporte se endeudaron y están a punto de declararse en quiebra.

 

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here