TIJUANA, JULIO 25, 2020. Las nuevas reglas referentes a la certificación de IVA e IEPS tuvieron modificaciones, eliminando beneficios para las empresas con programa IMMEX, lo cual se observa como un factor inhibidor para las inversiones.

Lo anterior lo señaló Salvador Díaz González, presidente de la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO), tras la publicación este viernes de la “Primera Resolución de Modificaciones a las Reglas Generales de Comercio Exterior (RGCE) para 2020”, en el Diario Oficial de la Federación.

El dirigente refirió que tanto los rubros A, AA y AAA se quedarán con las mismas preferencias, eliminando muchos beneficios a los que tenían acceso las empresas por estar certificadas.

Ejemplificó que anteriormente las empresas tipo A podían recibir la devolución de IVA en 20 días, las tipo AA en 15 días, mientras que las AAA en 10 días, pero con la entrada en vigor de las nuevas reglas, estos plazos ya no existen.

“También eliminaron la inscripción de forma inmediata de los padrones sectoriales de importación y exportación, mientras que si tenías alguna causal te daban 60 días de plazo para autocorregirte, y ahora no, en automático te suspenden el padrón”, detalló Díaz González.

Sin embargo, la situación más preocupante para el sector industrial, resaltó, es la reducción de tiempos para la permanencia en territorio nacional de todas aquellas mercancías importadas temporalmente, así como las importaciones virtuales.

“Anteriormente podían permanecer 36 meses, pero ahora solo dan un plazo de 18 meses a las mercancías temporales y de 6 meses a las importaciones virtuales, lo cual es una afectación muy fuerte para la industria”, enfatizó el dirigente.

Además, las nuevas reglas están requiriendo el pago para la certificación por 29,748 pesos, cuando anteriormente no se cobraba, agregó, tomando en cuenta que existe un universo de 3,597 empresas certificadas a nivel nacional.

“Este tipo de situaciones, aunadas al atraso de producción que se ha generado a nivel mundial por la pandemia de covid-19, representan un golpe muy duro para la industria global, pero sobre todo, se visualiza como un factor que podría ahuyentar las inversiones a nivel local”, advirtió.

Por último, comentó que esta eliminación de beneficios comenzará a correr cuando las empresas empiecen a renovar su certificación de IVA e IEPS, que es entre noviembre y diciembre, por lo que se espera que a partir de enero del 2021 ya todas estén sujetas a las nuevas reglas.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here