TIJUANA, OCTUBRE 16, 2020. La autonomía e independencia del Poder Judicial, la imparcialidad de Magistrados y Jueces, la importancia del trabajo coordinado en el proceso de procuración e impartición de justicia y que la institución obtenga un presupuesto adecuado a las necesidades de la institución para mejorar el servicio que se brinda al justiciable fueron algunos de los temas expuestos por el Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado, Magistrado Jorge Ignacio Pérez Castañeda ante el Foro de Defensores Asociación Civil.

Durante una sesión extraordinaria de la agrupación que agremia a profesionistas como abogados, comerciantes y representantes de organismos civiles el Magistrado Presidente ratificó que la postura del Poder Judicial es de defensa de la autonomía e independencia de la institución como contrapeso para mantener un equilibrio democrático entre los Poderes del Gobierno del Estado “el desafío es estructural, un desafío que debe ser enfrentado desde adentro, porque así, no se omite la aportación de quienes han estado en el proceso de impartición de justicia. El compromiso es hacerlo con la convicción de emprender el análisis constante, de ejercer la autocrítica para encaminar los cambios necesarios que, fortalecen la impartición de justicia que se traduzcan en un mayor número de sentencias, mejores procesos judiciales y acceso de los bajacalifornianos a la justicia en la dupla eficiencia-eficacia; adjetivos que deben ser vivos y no retóricos”.

Añadió que es vital mantener la independencia porque es el camino para mantener la imparcialidad en la operación jurisdiccional “en ese ejercicio de introspección es imperativo dejar atrás divisiones internas, intereses distintos a la misión y visión de la institución, prácticas nocivas, que pongan en duda la integridad de quienes forman parte de esta noble institución”.

Pérez Castañeda señaló que el año 2021 el Poder Judicial debe contar con un presupuesto adecuado a los vaivenes del crecimiento natural de la demanda para beneficio del justiciable “es tiempo de contar con un manejo presupuestal independiente y autónomo. Debe quedar atrás el presupuesto crónicamente deficitario”.

En este sentido, el Magistrado Presidente, reiteró que para el próximo año 2021, se requiere de un presupuesto mínimo de 1 mil 700 millones de pesos, para solventar los próximos compromisos de la implementación de Justicia Laboral, la versión pública del total de sentencias, así como los proyectos estratégicos de fortalecimiento del Servicio Médico Forense, los Centros de Convivencia Familiar y el Tribunal Electrónico, entre otros.

Por último, mencionó que se debe reivindicar el papel histórico de Magistrados y Jueces que han tomado como su forma de vida, el servicio deontológico, íntegro, comprometido con el papel histórico que asumen al ser los responsables de dar respuesta a quienes demanda justicia en el Estado. En relación al trabajo de jueces apuntó que “la letra fría ya no debe ir sola, sino acompañada de una sensibilidad que nos mantenga conectados con la realidad de justiciable”.

Estuvieron con el Magistrado Presidente la Coordinadora de los Jueces de Control de Tijuana, Licenciada Fanny Martínez; los Jueces Civiles, Licenciado Pedro Galaff Hernández García, Lic. Erika Michelle Segura Covarrubias, Lic. Eva Angélica Villaseñor Moreno, Lic. Juan Carlos Ortega Veiga, Lic. Ana Carolina Valencia Márquez y la Juez Mercantil Lic. María de Lourdes Molina Morales.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here