TIJUANA, MARZO 6M, 2018.- Los tansportistas lo pidieron a gritos: modificar el Código Penal de Baja California para penalizar severamente la utilización de transporte irregular así como sancionar al funcionario que se preste a esta práctica corrupta que mantiene a la ciudad secuestrada por taxis y autobuses piratas así como facilitar los ilícitos que se cometen en vehículos de este tipo, hasta hoy sin sanción alguna.

La diputada Mónica Hernández será la inicialista y en particular el proyecto de modificación establece aplicar sanción administrativa correspondiente al chofer del vehículo irregular que demuestre que es ajeno al ilícito (tal vez porque rentó el taxi, sin percatarse de que no está legal en el país) Pero en caso contrario imponer una pena de uno a 3 años de cárcel de multa y hasta 100 veces la unidad de medida de actualización a quien preste el servicio

Y en el caso del funcionarios públicos que se prestaron para este ilícito aplicar, luego de la modificación propuesta, una penalidad de dos a cinco años de prisión así como una pena de 500 veces la UMA sin dejar de lado su destitución puesto que es en él en quien confió la ciudadanía y quien no tiene porque defraudar a las instituciones, dijo la legisladora.

Por su lado los transportistas como Miguel Ángel Jiménez dijo que las mafias han logrado rebasar a la autoridad transportista no solo para introducir en las calles vehículos clonados sino incluso “autos robados”.

Es un descaro, dijo al explicar que son vehículos robados en Estados Unidos que bajo la “magia de la corrupción” son convertidos en taxis libres y para ello mostró fotos de carros recuperados en el vecino país en las que se observa un vehículo que fue robado en California, traído a Tijuana, rotulado como taxi, puesto a “trabajar” y finalmente recuperado por las aseguradoras para devolverlo a su país de origen y ahí rematarlo al mejor postor.

Dijo que en un mínimo de casos los autos robados son identificados y sacados de circulación, pero un gran número de ellos permanecen en Tijuana haciendo un trabajo no solo desleal para el transporte sino en detrimento de la seguridad de la población porque muchos de los homicidios incluso se cometen con el soporte de un taxi irregular.

Igualmente al hacer uso de la voz Baltazar Gómez, transportista y dirigente además de CTM afirmó que las irregularidades están llevando al transporte “a la bancarrota” porque el que anda bien ahora le va mal y aquel que anda mal le va bien, irónicamente dijo!

A la diputada Mónica Hérnández “La Chula” le solicitaron además que se castigue a quien choque alguna unidad aún sin que los permisionarios estén disponibles para levantar una querella al tiempo de armar un programa de reemplacamiento que permita que el número de la placa corresponda al número de unidad a fin de poner un candado a el otorgamiento de permisos a diestra y siniestra.

El compromiso, dijo La Chula es terminar con un enemigo común denominado corrupción!

 

 

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here