CIUDAD DE MÉXICO, SEPTIEMBRE 9, 2020.- El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, sostuvo que las proyecciones de crecimiento para 2021 es responsable pues está condicionado por una mayor apertura de las actividades económicas en el contexto de la pandemia de Covid 19. Rechazó que sea una estimación “demasiado optimista”, si bien reconoció que el factor de la epidemia tendrá implicaciones en el comportamiento de la economía, aunque cada vez en menor medida como se ha demostrado que, a pesar de la mayor apertura económica, los contagios no se han incrementado mas.

Herrera sostuvo que “en realidad no es un estimado muy optimista, si se piensa que va a haber una caída de 8 por ciento de la economía (para 2020) y una proyección de crecimiento de 4.7 por ciento. Ni siquiera nos pone en los niveles de crecimiento de 2019, por lo que es una estimación responsable. Estamos muy conscientes de que estará condicionado que más sectores se puedan ir reactivando con el ritmo de la pandemia”.

Dijo que habrá una actividad económica inusual pues si bien los restaurantes están abiertos no pueden operar a mas del 30 por ciento,; en las fábricas deberá haber sana distancia; los gimnasios permanecen cerrados. Aun no se retomará la dinámica económica que se tenía pues esto se va a da r cuando se tenga una vacuna pero el estimado de 4.7 por ciento “no es contingente a la existencia de una vacuna2.

Durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional para explicar el paquete económica ratificó que para el próximo año se pretende reducir en un punto porcentual del Producto Interno Bruto el peso que tiene el endeudamiento público por diversos factores, como la entrega del remanente que el Bando de México entregara al gobierno como consecuencia de las modificaciones en la paridad cambiaria y del cual se espera recibir entre 150 mil y 250 mil millones de pesos.

Subrayó que si México hubiera optado por la ruta de la deuda para hacer frente a esta crisis económica que osciló entre el 20 y el 40 por ciento del PIB le hubiera implicado un costo adicional en el pago de la deuda de 650 mil millones de pesos. Ratificó que la postura gubernamental para esta administración es mantener una reducción sistemática en el peso que tiene la deuda y no contratar mayores créditos para no comprometer el futuro

Herrera destacó que la característica central de la crisis económica mundial es que no surge por distorsiones en el mercado; un problema de sobre endeudamiento, ni inflación de los gobiernos en el mundo, sino en buena medida es una “crisis auto impuesta” por haber cerrado la economía para atender la problemática de salud.

En su exposición destacó que una de las directrices de la Presidencia para la elaboración del presupuesto fue mantener inalterables las participaciones federales de los estados y las partidas de de los programas federalizados que representan alrededor de un tercio del total del presupuesto para 2021, esto significa alrededor de 1.8 billones de pesos de los 6.2 billones del gasto total.

Es decir, 921 mil millones de pesos de participaciones federales y el gasto federalizado en las entidades que incluye, entre otros aspectos 408 mil millones de pesos de aportación para el pago de la nómina magisterial y 109 mil millones de pesos destinados al fortalecimiento del sector salud.

Herrera explicó que en el paquete presupuestal enviado al Congreso se mantuvo el compromiso de no aumentar impuestos ni introducir nuevas impuestos, por lo que el incremento en la recaudación provendrá de la lucha contra la evasión y la simulación fiscal, así como la lucha para reducir la emisión de facturas falsas.

Más adelante detalló que al definir el gasto público, se parte del supuesto de que el margen de manuobra del gobierno es muy estrecho porque hay partidas fijas que son inamovibles como las participaciones federales, los organismos autónomos, las pensiones, entre otros rubros. Sin embargo mencionó que se definieron prioridades en las que, a pesar de la situación estrecha de las finanzas para el próximo año, no se tocarán como la salud, la educación o la seguridad.

Destacó que el sector salud tendrá un incremento de 9.2 por ciento para el próximo año, en virtud de que, en este año, para enfrentar la pandemia se contrató a 50 mil trabajadores de la salud nuevos y se ha decidido mantenerlos aun cuando se supere la epidemia de Covid. De igual forma se duplicarán las plazas de médicos residentes que pasan de 9 mil 480 en este año a 18 mil 229 para 2021.

En cuanto a los programas del Bienestar, hay una decisión de fortalecer la red de protección social del país como la pensión de adultos mayores de alrededor de 35 mil millones de pesos, las becas a estudiantes de educación básica, los apoyos a los niños con discapacidad.. Dijo que en general el gasto a programas sociales.

En contraste, en el rubro de recortes, las dependencias más afectadas es la Presidencia de la República, la secretaría de Hacienda, la secretaria del Trabajo. Esta última por el proceso de “graduación” de los Jóvenes Construyendo el Futuro lo que reducirá los recursos asignados.

Información de LA JORNADA

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here