TIJUANA, JULIO 28, 2020. El Gobernador Jaime Bonilla Valdez se reunió nuevamente con los habitantes de la colonia Alfonso Ballesteros, para revisar el seguimiento a los trabajos que den solución a los hundimientos de terrenos y deslaves, de ahí que, planteó a la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial (SIDURT) buscar la viabilidad de estabilizar la zona.  

Karen Postlethwaite Montijo,  titular de la SIDURT, informó que el área “ya es una zona fallida, no vale la pena invertir”, basada en el análisis geotécnico que les presentó a los vecinos reunidos bajo una carpa, con la debida “sana distancia” y cubre-boca cada uno de los asistentes. 

En la “Jornada por la Paz” y en presencia de funcionarios del gabinete estatal, se planteó con los vecinos analizar “tumbar todo lo que está dañado” y trabajar en cortes y compactación de “terrazas” para que se puedan construir viviendas ligeras, a fin de que las familias no tengan que abandonar la colonia.  

Adicionalmente a las alternativas de solución planteadas por la SIDURT en cuestión de reubicación, los propios vecinos formularon otra propuesta en el sentido de estar buscando terrenos baldíos y seguros, en los alrededores de la colonia Alfonso Ballesteros, en los que podrían ser reubicados quienes así lo acuerden, con el apoyo del Gobierno del Estado.  

Bonilla Valdez insistió que “si se hace un fraccionamiento bien hecho y con todos los requerimientos técnicos, podría ser la solución del problema”, por lo que pidió a la titular de SIDURT, realizar otros estudios para la vialidad del proyecto y presentarlo a los colonos en su próxima visita a la colonia.      

Para fortalecer el apoyo a los colonos, el jefe del ejecutivo estatal, buscará la forma de crear un fideicomiso con recursos del estado y la federación para garantizar su aplicación a largo plazo, de tal forma, que las personas no queden en el abandono, con la entrada de otros gobiernos.  

Por su parte, la titular de SIDURT, responsable de los trabajos, anunció los avances en el cronograma del 27 al 31 de julio, para continuar con los estudios y sondeos del polígono afectado por la inestabilidad de la tierra. 

Explicó que se tiene un 90% de los estudios de geofísica y geotécnica; y que analizando los periodos en que comenzaron los deslizamientos de tierra, fue en el año 2002, cuando se tuvieron que demoler unos edificios por la irregularidad del suelo.   

“A partir del 2015, se empezaron a detectar fugas de agua que afectaron la superficie y el subsuelo de los terrenos en donde construyeron viviendas. Estas casas se ubican sobre la parte baja de la calle Hermenegildo Cuenca Díaz y la calle Renato Vega que presentan fallas estructurales”, expuso.  

Postlethwaite Montijo dijo que uno de los factores que ha provocado dichos deslizamientos en la zona son los llamados “escarpes”, una especie de cuna que se hace sobre el terreno. Aclaró que en la parte media de la calle Hermenegildo Cuenca Díaz, existen movimientos que con el paso del tiempo se pueden convertir en alto riesgo. 

La Secretaria, en diálogo con damnificados que ven perdidas sus viviendas, indicó que ya son 56 las casas en polígono de alto riesgo, en el que los residentes piden que se emita la Declaración de Zona de Desastre para obtener recursos federales.  

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here