TIJUANA, DICIEMBRE 2, 2020.-El Gobierno de México y la Secretaría de Relaciones Exteriores han mostrado su interés de participar conjuntamente en la obra de rehabilitación de la planta tratadora “Punta Bandera”, que impulsa el gobierno estatal de Baja California, para dar solución a fondo a uno de los grandes generadores de contaminación en las playas de la zona costa Tijuana-Playas de Rosarito. 

Así lo confirmó el secretario para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua (SEPROA), Luis Salomón Faz Apodaca, quien detalló, durante la transmisión en vivo del gobernador Jaime Bonilla Valdez, que dicha obra requiere de una inversión de $600 millones de pesos, de los cuales, la mitad la estaría absorbiendo la Federación, el Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN) y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS). 

“Nos están pidiendo, si le vamos a entrar, para llevarlo ellos a comité; se presentará el proyecto ejecutivo en coordinación con la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), para que dicha obra se autorice”, adelantó. 

El secretario del Agua explicó que, los trabajos de infraestructura, se van a licitar a través de BANOBRAS, para que una sola empresa privada lleve a cabo la magna obra, donde el Gobierno del Estado estaría aportando la otra mitad del recurso. 

También resaltó: “Uno de los grandes beneficios al poner en funcionamiento la planta tratadora de Punta Bandera, es que esa agua se podría enviar al Valle de Guadalupe, en Ensenada para el riego en la zona agrícola”. 

Faz Apodaca, reafirmó el compromiso del gobernador Bonilla Valdez, para evitar derrames de aguas negras transnacionales y puso como ejemplo que en el kilómetro 19 de la carretera Tijuana-Ensenada, se arrojan a las playas 1,200 litros por segundo de las aguas residuales de la ciudad de Tijuana. 

“Las aguas negras que genera la ciudad de Tijuana, no son tratadas, porque la planta de Punta Bandera, está sin operar desde hace 10 años. Su inoperancia ha provocado problemas sanitarios, y de malos olores para las personas que viven en colonias aledañas”, advirtió. 

Además, el funcionario estatal reportó que continúan las obras del “Colector Costero”, en esta primera fase de la instalación del “Emisor Costero” que abarca 1,800 metros, con una inversión de $31 millones 455 mil pesos; estas acciones beneficiarán a Tijuana y Playas de Rosarito, al mitigar las descargas a los mares.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here