MEXICALI, B.C., JUNIO 27, 2018.  En el periodo de enero a junio de 2018, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente PROFEPA ha rescatado 28 ejemplares de vida silvestre, reintegrando a su hábitat a 16 especímenes, en los municipios de Tijuana, Tecate y Ensenada.

Los ejemplares restantes fueron depositados en diferentes Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre UMA para su rehabilitación y, de ser viable, reincorporación a su hábitat.

El rescate de estos organismos se efectuó luego de que personal de la PROFEPA atendió reportes ciudadanos y acudió para constatar la presencia de estos ejemplares en domicilios particulares, vía pública y centros de trabajo.

Se trata de 11 especies entre reptiles, mamíferos y aves, que naturalmente se distribuyen en el estado de Baja California con excepción del Tejón o Coatí. Los ejemplares son:

  • Un ejemplar de Culebra reina (Lampropeltis getula)
  • Serpiente topera o maicera (Pituophis catenifer)
  • Tres ejemplares de Víboras de Cascabel (Crotalus ruber)
  • Tlacuache (Didelphis virginiana)
  • Cuatro ejemplares de Lechuza de campanario (Tyto alba)
  • Cinco de Halcón cola roja (Buteo jamaicensis)
  • Una Garza blanca (Egretta thula)
  • Dos de Mapache (Procyon lotor)
  • Dos de Coyote (Canis latrans)
  • Un tejón o Coatí (Nasua narica)
  • Siete Halcón Cernícalo (Falco sparverius)

En todos los casos, los organismos fueron rescatados por la PROFEPA en diversas acciones. Fueron valorados y trasladados a instalaciones de Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre, Zoológico de Tijuana y Zoológico del Niño, donde fueron evaluados clínicamente y rehabilitados por personal especializado.

Tras la valoración y certificación de los ejemplares, se determinó que 16 de estos se encontraban en buen estado físico y aptos para su reinserción a su hábitat, por lo que fueron reintegrados: una Culebra ratonera, una Serpiente topera o maicera, tres Víboras de Cascabel, un Tlacuache, tres Lechuzas de campanario, dos Halcón cola roja, una Garza blanca, dos Mapaches y dos Coyotes.

Los ejemplares fueron reintegrados en divesos sitios del estado, donde existen las condiciones necesarias para su alimentación y áreas adecuadas para su refugio y supervivencia.

La Víbora de Cascabel (Crotalus ruber) está considerada bajo la categoría de Sujeta a Protección Especial, de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

 

Es de relevancia resaltar que en la actualidad, un total de 12 ejemplares se encuentran depositados de forma temporal en las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre, con la finalidad de que continúen en su proceso de desarrollo y rehabilitación, hasta que se encuentren en condiciones físicas y de salud óptimas para su reintegración, a excepción del coatí.

Los ejemplares son aves de presa en la etapa de polluelos: tres Halcones colar roja, siete Cernícalos, una Lechuza de campanario, así como un Coatí adulto.

Con este tipo de acciones, la PROFEPA actúa en atención al llamado de la sociedad y participa activamente en el rescate, atención y reintegración de los ejemplares de vida silvestre a su hábitat en beneficio de la riqueza de los recursos naturales en la nación.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here