CIUDAD DE MÉXICO, MAYO 12, 2020.- Durante este año, las diversas instituciones del sector salud han contratado a 40 mil médicos, enfermeras y personal de apoyo para la atención de la epidemia Covid-19, dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien destacó que el periodo en que llegó a la epidemia a México permitió aprovechar el tiempo para la contratación de personal, la reconversión de hospitsles completos para la atención de la epidemia y la adquisición de camas y equipos.

En el marco de su conferencia de prensa, el mandatario reconoció que “se pasaron momentos difíciles porque no había infraestructura hospitalaria para atender esta pandemia”, pero ya se ha logrado conformar la infraestructura y personal para enfrentarla.

Al mismo tiempo, atestiguó la firma del convenio de colaboración entre la Secretaría de Salud y la Fundación Teletón para que 23 de los centros que tienen en todo el país se pongan a disposición de las autoridades sanitarias federal y estatales. López Obrador destacó que este convenio es una forma de participación solidaria de la sociedad civil para sumar esfuerzos en esta coyuntura.

Con el convenio, explicó el presiente de la Fundación Teletón, Fernando Landeros, permitirá la reconversión de las instalaciones de estos 23 centros para atender a pacientes de Covid-19 en diversas modalidades, conforme a la disposición de los gobiernos estatales o para apuntalar atención a pacientes en general.

Landeros dijo que la idea es que las instalaciones que están cerradas por el momento, para salvaguardar la salud de los menores que reciben atención por discapacidad ante la epidemia, se ocupen para la atención de pacientes de Covid-19. Mencionó que paralelamente se diseñó un esquema de rehabilitación a través de videos para no detener la rehabilitación de los casi seis millones de personas con discapacidad.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard destacó que este convenio forma parte de la colaboración entre el sector privado y el público para sumar esfuerzos en esta coyuntura generada por el coronavirus.

Recordó que esta colaboración ya ha tenido dos expresiones: el convenio con las organizaciones de hospitales privados para atender, hasta ahora, a 2 mil 600 pacientes en general derechohabientes del sector público. Además, la participación de la organización JUNTOS por la Salud, para la distribución.

López Obrador destacó que esta adhesión de la Fundación Teletón se hace sin afanes de lucro pues las instalaciones servirán para la atención de la epidemia sin cobro. En este contexto destacó que la participación del sector privado se añade a la incorporación de las fuerzas armadas que a través de los planes DN-III y Marina de las Secretarías de Defensa Nacional y de Marina se han sumado en esta coyuntura.

Sin embargo reconoció que “hay que agradecer que no nos haya legado primero la pandemia. Nos dio tiempo para prepararnos. No hubo una irrupción. No fue algo incontrolable. Se pudo aplanar la famosa curva. No fuimos rebasados”.

En su conferencia de prensa, el Presidente reveló que hace unas semanas, cuando estaba de gira en Baja California “recibí un informe de tomar decisiones con urgencia porque podíamos ser rebasados. A partir de ahí se empezó a llamar a la gente. No emitimos un decreto autoritario, no se decretó toque de queda, nada, se empezó a hablar con la gente, por eso estos resultados”.

En el caso del Valle se México se pensó en la necesidad de contar con 10 mil camas en general, en la actualidad hay una ocupación de seis mil, todo con base en las proyecciones de especialistas. Acotó que se está concentrando el apoyo cuando más se necesita y se augura que cuando aquí vaya en descenso la epidemia, los equipos que se han concentrado aquí puedan ir a ayudar a otras entidades donde sea necesario”.

En su oportunidad, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell reiteró que en las ciudades donde impactó primeramente la epidemia, como el Valle de Mexico, se ha llegado al punto máximo de transmisión y ha comenzado a descender el ritmo de contagio. Situación similar con otras ciudades donde se presentó una mayor intensidad de casos en la primera etapa como Tijuana, Cancún, Villlahermosa y Culiacán que también empiezan a bajar sus ritmos de transmisión.

López-Gatell subrayó que “esto no quiere decir que se relajen medidas de sana distancia. Mientras más disciplina en esta etapa de confinamiento permitirá reducir cargas de contagios, lo que será importante cuando venga el momento de desconfínamiento”.

Información de LA JORNADA

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here