ENSENADA, AGOSTO 21, 2018/ELIZABETH VARGAS/ENSENADA.NET.- Como resultado de un Juicio Oral, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en Ensenada, obtuvo sentencia condenatoria de 85 años de prisión contra Francisco Eloy Rivera, de 52 años de edad por el delito de homicidio calificado por premeditación y traición en contra de una pareja integrada por el maestro José Román Miranda y su esposa, la señora Silvia González Galindo.

De acuerdo con la fiscalía, el asesino les debía dinero, al rededor de 10 mil pesos y posiblemente para no pagarles decidió quitarles la vida.

El pasado 25 de mayo de 2017, el también maestro (activo en ese entonces) Francisco Eloy Rivera ahora declarado doble homicida acudió a casa de las víctimas en la colonia Valle Verde de Tijuana.

La pareja mantenía una relación de “amistad” con el sentenciado.

A pesar de no mostrarse interesados en comprar una supuesta propiedad aquel día subieron de manera voluntaria a la camioneta de Francisco quien les hizo creer que les mostraría una inmueble, muy barato que él tenía en venta en la Calle Cedros del Fraccionamiento Villas del Prado.

Jamás imaginaron que esa sería la último día que estarían con vida puesto que las intenciones del homicida era asesinarlos en virtud de que les debía dinero y no estaba dispuesto a pagarles.

El desalmado sujeto le envió a la familia un mensaje vía WhatsApp en el que les exigía no hablar con la policía en un intento por desviar la atención del doble homicidio para aparentar que lo habría cometido el crimen organizado.

La mañana siguiente, en Tijuana, fue localizado el torso del maestro jubilado en calle Espiga de la colonia Las Huertas, mientras que el hallazgo del torso de su esposa ocurrió en calle 33 sur de la colonia Pinos de Agüero.

El 28 de mayo de 2017, fueron localizadas las cabezas de las víctimas en el tramo carretero Tijuana-Ensenada kilómetro 85+355, mismas que con posteridad fueron reconocidas por los familiares.

Una vez concluidas las audiencias para el desahogo de pruebas tanto de la fiscalía como la defensa, el Tribunal de Enjuiciamiento del Juzgado de Garantías y Juicio Oral determinó la culpabilidad del acusado condenándolo además al pago de 1 millón 690 mil 821 pesos por la reparación del daño.

La fiscalía preparó como prueba las declaraciones de al menos 32 testigos y 17 peritos, esto sin contar con un total de  14 documentales, otros 31 medios de prueba, entre otros elementos que reforzaron las pruebas que terminaron ser inobjetables.

El Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) acreditó la culpabilidad de este individuo en el homicidio de un maestro en retiro y su esposa.

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here