CIUDAD DE MÉXICO, JUNIO 5, 2019.-  La confianza de los consumidores apuntó en mayo pasado su nivel más bajo en lo que va del año, al registrarse una caída en todos sus componentes, advirtieron el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México (BdeM).

En su reporte destaca que el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) –el cual estima cómo se conducirá el mercado interno– cayó 1.1 puntos respecto de abril, comportamiento que no se había observado desde noviembre del año pasado, previo a que asumiera el nuevo gobierno federal.

El resultado es consistente con la caída en la aprobación del presidente López Obrador, de acuerdo con algunas encuestas, factor que, hemos visto, ha tenido mayor correlación con la confianza, particularmente tras la elección presidencial, afirmaron Juan Carlos Alderete y Francisco Flores, economistas de Banorte.

De acuerdo con su análisis, el ICC podría seguir deteriorándose como efecto de la moderación del optimismo político y de la actividad económica. Además, por una mayor incertidumbre sobre la relación comercial con Estados Unidos y un alza temporal de la inflación.

Por componentes, la caída más marcada se dio en el que capta las expectativas sobre la condición económica del país que se espera para dentro de un año, el cual descendió 2.2 puntos respecto de abril, reportaron los organismos con base en cifras desestacionalizadas.

La expectativa de que mejore la situación económica de los miembros del hogar en los próximos 12 meses disminuyó 1.3 puntos, y la percepción de que la condición del país hoy día es mejor que la de un año atrás se redujo uno.

La impresión de los consumidores de que ahora, en comparación con un año atrás, es más fácil comprar bienes duraderos –como muebles, televisores, lavadoras y otros electrodomésticos– fue menor en 0.8 puntos. En cuanto a la situación económica presente frente a la que había hace 12 meses, la opinión presentó un retroceso mensual de 0.6.

No obstante, al comparar los resultados más recientes del ICC con los de mayo de 2018, la diferencia es de 8 puntos (crecimiento de 22.5 por ciento), y ello se ve reflejado en todos sus componentes.

La economía mexicana lleva 11 meses consecutivos deteriorándose, revelan datos del Sistema de Indicadores Cíclicos del Inegi.

Desde mayo del año pasado, uno de los componentes del SIC, el indicador coincidente –que refleja el estado de la economía al momento que se efectúa el estudio–, se mantiene a la baja y a partir octubre sus caídas son más pronunciadas.

Con 11 disminuciones consecutivas, el indicador coincidente reitera en marzo pasado y profundiza la señal de debilidad del crecimiento económico de México, expuso Julio Santaella, presidente del Inegi.

Información de LA JORNADA

 

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here