Mexicali, 4 de junio.- Al tiempo de acusar que el Congreso de Baja California “les ha prohibido sesionar”, Francisco Fiorentini, presidente del Sistema Estatal Anti-corrupción (SEA) confirmó haber presentado ya una queja jurídica ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

A través de una conferencia de prensa-virtual dijo que el Sistema SEA es incómodo para los gobernantes y por ello lo buscan acallar negándoles la posibilidad de sesionar porque afirman que hay un claro “abuso de poder”.

Por ello manifestó que recurrieron a la la más alta instancia federal porque la semana pasada recibió un exhorto en el que se le solicita “dejar de sesionar como Comité de Participación ciudadana:

“Entendemos que hemos sido un sistema que ha sido incómodo y decidieron bloquearlo de una buena vez”, sostuvo luego de explicar que la orden emitida por la XXIII Legislatura para que no se reúnan más es extralimitarse en sus facultades en una estrategia para ir “tumbando” lo que ya habíamos avanzado.

Explicó que derivado de las sesiones del Sistema Estatal Anti-corrupción se derivan “acuerdos que son vinculantes” y precisamente por eso “no quieren que sesionemos para señalar hechos que pudieran ser violatorios de garantías políticas de los ciudadanos.

Francisco Fiorentini hizo énfasis en que la política-anti-corrupción no se ha podido presentar a los ciudadanos de Baja California porque no se han podido reunir en virtud de la prohibición.

Manifestó que este Sistema se creó con 3 principales fundamentos:

1.- Máxima participación ciudadana

2.- Mayor independencia técnica

3.- Independencia presupuestal

En base a esto, hoy existen los elementos ciudadanos, participantes que (algunos) son realmente honoríficos, sin paga, porque quieren dedicarle parte de su agenda personal para construir políticas públicas, sin que les tiemble la mano. Se logró el aspecto número 2 relativo a la independencia técnica con el mejor equipo a nivel nacional dentro de la Secretaría Técnica.

Pero no se ha logrado aún avanzar en términos del nombramiento libre del Auditor, Magistrado y Fiscal anti-corrupción ya que si el Congreso sigue nombrando estos puestos que deben ser libres y autónomos, “este sistema no va a funcionar” porque:

“somos muy buenos para gritar (para calificar de) “corruptos” en las redes sociales pero no somos buenos para trabajar. Y al Congreso hay que tomarlo con propuestas, no con carpas”, puntualizó.

Por último Fiorentini calificó de “perverso” al diputado Juan Manuel Molina al ordenar suspensión de las operaciones del Sistema ya que en un documento que presentó la legislatura se refiere a los integrantes del sistema como “inexistentes”.

 

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here