Visualizan controles fiscales más rigurosos para el 2022

Se incrementarán los requisitos para que los contribuyentes realicen deducciones, entre otras cuestiones.

TIJUANA, DICIEMBRE 2, 2021.-En fechas anteriores se aprobó el paquete económico para el próximo año, el cual entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2022, donde uno de sus ejes centrales será una mayor fiscalización.

 

Lo anterior lo destacó el Lic. Jorge Alberto Pickett Corona, abogado fiscalista, quien mencionó que las acciones se enfocarán a la recuperación de créditos fiscales, al aumento de los montos garantizados, así como al aumento de la presencia fiscal y la percepción de riesgo en los deudores.

«Sin embargo, mucho se comenta que el Paquete Económico 2022 no impulsará la economía del país, ya que éste debería encaminarse a tratar de alentar la economía y, desafortunadamente, el que hoy está aprobado se enfoca en mayor fiscalización, en establecer más requisitos para tomar una deducción y en imponer mayores elementos de control», subrayó.

Incluso, agregó el abogado fiscalista, se incrementarán los requisitos para que los contribuyentes realicen deducciones, lo que puede traducirse en una expectativa elevada en la recaudación prevista para el 2022.

«Sin duda, el próximo año habrá una fiscalización más rigurosa, puesto que una de las medidas para lograr una mayor recaudación la Ley de Ingresos propone un cambio para que los reportes de los bancos se entreguen obligatoriamente cada mes», apuntó.

Adicionalmente, dijo, se fiscalizarán tandas, pagos a tarjetas de crédito y cualquier pago en efectivo que reciban los contribuyentes y que superen los 15 mil pesos mensuales.

Por otro lado, resaltó Pickett Corona, se espera que con el nuevo Régimen Simplificado de Confianza incentive una verdadera simplificación administrativa, de manera que se puedan pagar fácilmente los impuestos.

En ese sentido, se pretende que todas las declaraciones de impuestos de los contribuyentes del “Régimen de Confianza” estén programadas, y que un robot determine el pago de impuestos que corresponda al pagador.

«Aseguran que estas herramientas fiscales y financieras ayudarán no solo a tener una política más progresiva, sino que serán el motor principal para la reactivación económica que viene después de las crisis sanitaria y económica», finalizó.