Molina se va y deja un espacio vacío en el Congreso al quebrantar la Ley Orgánica: Blásquez

En forma amañada no pide 15 días pues su ego le impidió llamar a su suplente

Mexicali, Baja California a 31 de marzo del 2022. Para cerrar con broche de oro una actuación permanentemente ilícita, Juan Manuel Molina quebrantó la Ley Orgánica del Congreso de Baja California y prácticamente se autorizó una licencia inexistente de 10 días, cuando lo que marca el reglamento son 15, bajo la condición de llamar a su suplente. Pero esto no ocurrió, explicó el legislador del PT, Marco Antonio Blásquez Salinas.

“No es que no apoyemos la solicitud de licencia, el problema es que con plena egolatría no cumple con la petición de 15 días porque tendría que llamar a su suplente y eso no quiere el señor, que otro tome su lugar, aunque sea de manera temporal”, dijo el diputado Blásquez Salias.

Lo cierto es que de 25 diputados, ahora son sólo 24 porque el señor no está y no dejó el espacio a la decisión de su suplente, para este caso, el licenciado Francisco Javier Tenorio: “Esto es un acto no solo infantil, de instinto territorial-animal y de flagrante violación a las normas que debemos todos los legisladores respetar», señaló el también senador de la República en el periodo.

El legislador y abogado Sergio Moctezuma calificó al legislador Molina (por cierto, de su misma bancada de Morena) como arbitrato e impositivo y explicó que “no le costaba nada ceñirse a la norma y pedir los días que le corresponden como legislador, llamar a su suplente, y así, todo resuelto, ni quien le dijera absolutamente nada”.

El diputado Moctezuma señaló que “jamás se estará de acuerdo con abusos y violaciones a la Ley toda vez que jamás se estaría en contra de una licencia para fines personales, pero no se puede permitir que “a contentillo de una persona, se inventen procedimientos que están totalmente fuera de la Ley”.

Blásquez calificó de «ególatra y violatoria» de los estatutos del Congreso la posición de Juan Manuel Molina que “con tal de que no tome su lugar el Suplente fue capaz de pedir una licencia de 10 días que no existe para el Congreso de Baja California:

“inauguró una nueva forma de pedir licencia, transgrediendo la ley y mostrando su falta de respeto por la comunidad y el Honorable Congreso de Baja California”, concretó.