Policía Municipal de Tijuana capturó a sujeto que mató, deshizo y cocinó el cuerpo de una nutrióloga de Guerrero

Las autoridades de Guerrero estiman que al menos 40 años de prisión le esperan al detenido en Tijuana.

TIJUANA, JULIO 6, 2022/DTJ.– La Policía Municipal de Tijuana detuvo a un sujeto que asfixió, descuartizó y cocinó a una mujer (su ex esposa) en el municipio de Taxco de Alarcón, Guerrero.

Este miércoles, en la ciudad de Tijuana la policía preventiva municipal descubrió que en esta frontera se escondía César «N», un hombre buscado por la INTERPOL acusado de asesinar a su ex mujer, Magdalena Aguilar Romero, de profesión nutrióloga, de 28 años de edad y madre de sus dos pequeños hijos.

Elementos preventivos pertenecientes a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal de Tijuana, detuvieron esta tarde, a un sujeto que ingería bebidas embriagantes en la vía pública.

El hombre, para tratar de ocultar su identidad, dio otro nombre a los oficiales (Máximo Herrera García) al cabo de un rato, el sujeto se contradijo para decir que se llamaba en realidad (Máximo Guerrero García). Ante tales contradicciones, los oficiales llevaron a César ante la Fiscalía Estatal. Ahí se realizó un minucioso análisis de los generales del sujeto para determinar que se trataba del hombre buscado en diversos países del mundo por el horrendo crimen cometido contra la joven mujer.

La historia del crimen, muy sonado en el Centro de México, precisa que, el hoy detenido por el delito de Feminicidio, citó su ex mujer, el sábado 13 de enero del 2018 en su comercio denominado «Centro Botanero» ubicado en el Barrio de Los Adobes, Municipio adscrito a Iguala, Guerrero.

Ese día, la mujer tras salir de trabajar pasaría por sus hijos al Centro Botanero donde estaría laborando el padre de los niños y los llevaría a la casa de su mamá. Al no llegar a la cita con su madre, esta se dirigió a preguntar por su hija y los niños, siendo atendida por Silvia Arciniaga, madre del hoy detenido, quien confirmó que la joven, efectivamente la mujer, había estado ahí. Y agregó que su hija se había retirado sin llevarse a los niños, lo cual despertó la sospecha de la madre de la nutrióloga.

Acudió al Ministerio Público para denunciar su desaparición y esto generó una intensa búsqueda en redes y en diversos puntos de Guerrero.

Lo innombrable ocurrió cuando la policía, que tenía como principal sospechoso al ex marido, se apersonó en su negocio para efectuar un cateo el lunes 22 de enero. El sujeto estaba en fuga, pero la policía encontró en una olla azul de peltre restos humanos cocinados con condimentos empleados para hacer pozole y en bolsas negras, metidas en el refrigerador parte de las extremidades que determinaron eran similares a las de una persona.

El Forense identificó posteriormente que pertenecían a la mujer desaparecida de nombre Magdalena Aguilar Romero, de 28 años de edad, madre de una niña de 8 años y un niño de 4 años de edad.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana que encabeza Fernando Sánchez reiteró el compromiso con la comunidad para vigilar las calles de la ciudad y cumplir sus atribuciones en coordinación con las otras autoridades establecidas en la frontera de Tijuana.