Adiós Don Rubén Pérez, fuiste un gran ser humano

Desde que comenzó la pandemia Rubén se preocupó por cuidarse para no enfermar pues me decía: "ya ves que estoy gordito"

TIJUANA, ENERO 7, 2021.- Esta madrugada falleció Rubén Pérez Higuera, contador general del Primer Sistema de Noticias PSN. Murió al enfrentarse al Covid-19, ante una serie de complicaciones por su complexión robusta y otros padecimientos. El doloroso suceso lo dio a conocer su entrañable amigo desde hacía más de 40 años, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez.

Rubén pasaba diariamente por su amigo para llevarlo a trabajar, así lo hacía, desde siempre. Al volante Rubén, a un lado el Ingeniero, el empresario, el dueño de medios, el director del Agua, el candidato, el diputado federal, el senador, el amigo del presidente y a últimas fechas gobernador de Baja California. Así lo vio desarrollarse en la vida mientras mantenía un gran aprecio, un gran respeto, una gran amistad y una hermandad a prueba de todo.

Siempre «fiel al jefe» deseaba que todos jalaran al parejo del hombre que a las 4:00 de la mañana lo encontraba en su departamento para llevarlo a trabajar en sus diversas facetas. Con alegría lo saludaba, con un profundo respeto, con ánimo y cariño. Así era Rubén que si daba su amistad era sincera, de mirada franca, con palabras directas y un enorme sentido humano.

Desde que comenzó la pandemia Rubén se preocupó por cuidarse para no enfermar pues me decía: «ya ves que estoy gordito«. Así logró librarse 9 meses del contagio.

El viernes 11 de diciembre 2020, ante los síntomas de Covid-19 se hizo el examen y le resultó positivo.

Ingresó para su atención al Hospital Excel en tanto que su entrañable amigo, el gobernador de Baja California estaba igualmente contagiado y atendido en el Hospital General, el virus los habría separado, ya no volverían a cruzar palabra alguna pues mientras en el HGT el gobernador mejoraba, la mañana del lunes 14 de diciembre Rubén fue intubado y su condición comenzó a agravarse cada vez más.

«El jefe es buen hombre… Ah! pero que no lo engañen, o lo traicionen porque hasta ahí…», alguna vez me dijo al coincidir con temas de política a los que les entendía muy bien, le gustaban, pero jamás buscaría ni siquiera contradecir una coma. Así era el gran Rubén, mi buen amigo a quien conocí en los últimos años, pero logré escuchar mucho.

Tal vez, tu único defecto mi querido Rubén era irle a los Yankees de Nueva York.

Es broma!

Descansa en Paz Amigo Querido.

Te recordaremos siempre con mucho cariño