Gobierno de BC apoyará a familias migrantes en el albergue Ágape

Se reunieron funcionarios de diversas dependencias estatales con el Delegado Federal Único en la que acordaron coordinar sus gestiones en favor de poco más de 600 personas

TIJUANA, OCTUBRE 7, 2021.- El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, reiteró que el Estado es un santuario de migrantes y dispuso brindar apoyo interinstitucional para familias que huyen de la violencia distintas entidades, principalmente de Michoacán y, llegan a Tijuana en busca de paz.

Con este objetivo prioritario, el mandatario estatal encabezó una reunión en la que participaron funcionarios de SAT, INDIVI, DIF-BC, CESPT y el Delegado Federal Único, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, para escuchar y encauzar a la solución de demandas de representantes del albergue “Ágape”, a cargo del pastor Alberto Rivera.

A decir del aludido activista social, tienen actualmente más de 600 personas originarias de diversos estados del sur y sureste del país, principalmente de Michoacán donde la violencia delincuencial los ha forzado a migrar para ponerse a salvo de grupos que los amenazan de muerte.

Describió que no les alcanzan los donativos para darles alimento a todos, tampoco vestido, medicinas, atención psicológica para mitigar los efectos de las dramáticas situaciones que sufrieron.

Igualmente, dijo, se sienten tratados con rudeza cuando acuden a formular denuncias ante las representaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), así como a solicitar constancias de atención psicológica o médica, como también en sus intentos de conseguir trabajo en tanto tienen respuesta en sus trámites para emigrar hacia Estados Unidos.

Sobre este particular, el Fiscal Central Hiram Sánchez Zamora, propuso simplificar los formatos de recepción de quejas o denuncias de parte de los migrantes, así como instruir y sensibilizar al personal que atiende las fiscalías o MPs, a fin de que brinden un trato digno, respetuoso y amable, que genere confianza en los denunciantes para que se expresen con plena libertad.

Otro de los temas abordados es el relacionado a los trámites que quedaron pendientes para regularizar un predio anexo al albergue, en las inmediaciones de la colonia “El Jibarito” o “Loma Bonita”, necesario para cancha donde los hijos de migrantes puedan realizar actividades de cultura física. 

También, plantearon en la reunión lo de la imposibilidad de pagar los recibos de agua con montos que superan los 10 mil o 15 mil pesos mensuales, ya que se expone a los migrantes albergados a quedarse sin el vital líquido, lo que agravaría sus condiciones y sería un mayor riesgo para su salud.

En atención a lo expuesto, la directora general del DIF de Baja California, Consuelo Huerta Cruz, mostró reportes de la asignación de despensas para dicho albergue, quien añadió su compromiso de enviar especialista para atención psicológica de adultos y menores que manifiestan efectos traumáticos por la violencia. Verán cómo brindarles asesoría jurídica especializada en migración.

A los migrantes adultos mayores, que percibían sus pensiones en sus lugares de origen, les piden hacer un trámite para el programa de Bienestar que les puedan diferir los montos que les corresponden, conforme al programa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, según lo expuesto por el Delegado Federal Único, Jesús Alejandro Ruiz Uribe.

Respecto a los recibos de la CESPT, el jefe de Vinculación Ciudadana, Héctor Gutiérrez, recibió la instrucción del mandatario estatal para revisar las cuentas en base a los registros y tramitar para que queden exentos del cobro, al darlo de alta como institución de apoyo a migrantes.

Por su parte, Eva María Soria Amador, directora general del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de Baja California, ofreció apoyar en los trámites que debe realizar la asociación civil del “Albergue Ágape”, para que la Secretaría de Hacienda lo incluya en el padrón de donatarios autorizados y pueda recibir e importar donativos en alimentos y ropa que gestione o reciba de otros organismos altruistas en la Unión Americana.

A su vez, el director general del INDIVI, Abraham Ávila Delgadillo, dijo que retomarán trabajos técnicos iniciados para regularizar un predio adjunto al albergue, como lo había solicitado el pastor Rivera, lo cual considera que puede culminar en la titulación del mismo.