Escribe Rodrigo Otañez el triunfo de la gente al ganar debate

“No es casualidad, es la ciudadanía la que anima a seguir adelante”, dijo

TIJUANA, MAYO 8, 2021.- El triunfo de las propuestas del candidato a diputado local por el Distrito IX, Rodrigo Aníbal Otañez Licona, en el primer debate del IEEBC, ha escrito la historia del triunfo de la gente, afirma, porque la ciudadanía es quien lo animó a buscar de nuevo el voto, para seguir impulsando cambios.

 

“No es casualidad, porque cada acción y decisión, se toma con el consenso, no con imposiciones, y en la convergencia de ideas, porque nadie es dueño de la verdad”, expuso, luego de salir ganador del debate del Instituto Estatal Electoral (IEEBC), el cual fue moderado por Fabiola Solano.

Entre sus primeras intervenciones, en el orden en que fueron cuestionados, Rodrigo Otañez dejó claro por qué es un legislador responsable, consciente de las consecuencias de sus actos y decisiones: votó en contra de SAT BC, porque “inhibe las economías, la competitividad, y atenta contra quienes generan empleos”.

“Además de que crean más burocracia, se emplean acciones agresivas que, en medio de una pandemia, con panorama gris, incierto, provocan cierres de empresas, en vez de aperturas de nuevas; eso vamos a revertir”, explicó.

Sobre la coloquialmente conocida “Ley Gandalla”, Rodrigo Otañez destacó que él es el único candidato que, sin necesidad de pedir licencia, se separó del cargo, para competir en igualdad de condiciones con los demás, ya que esa ley, la cual propondrá derogarla, “atenta contra la democracia”.

En cuanto a la revisión de presupuestos, recordó que votó en contra de dos, “porque no era correcta la distribución”, y, de paso cuestionó: “¿por qué el techo de 24 centavos por cada peso que recabamos? Por eso nunca se refleja lo que aquí generamos; de tal manera que, invitamos a hacer una lucha sin colores, para reclamar lo que en justicia debemos tener”.

Otañez Licona lamentó que esa lucha se ha dejado de dar; recordó que presentaron a la “Alianza Federalista” una propuesta para redistribuir los presupuestos estatales, ya que “están viciados”; por ejemplo, citó, no existe la variable de “migración”, y Baja California es el mayor receptor de migrantes del país.

Además, prosiguió, los presupuestos deben servir para que el estado genere oportunidades; “que no den despensas, sino que impulsen proyectos productivos, apoyos a la cadena de proveeduría local; lo hemos hecho desde hace mucho, y si se hace ley, fortalecerá lo nacional, aunque vengan inversiones externas”.

También se pronunció a favor de fortalecer el Instituto de Transparencia, “que ha sido muy golpeado por el Presidente; están desviándose recursos, y no hay claridad de objetivos; debe haber objetivos claros, ya basta de tantas ocurrencias; se ocupan planes a largo plazo, y que se cumplan”.

Como inicialista de la Ley de Movilidad, explicó que la propuso y votó a favor porque existían tres leyes obsoletas que regulaban el transporte público: una de 1957, otra de principios del 2000, y otra para peatones; propusimos priorizar al peatón, luego al colectivo, al particular y al de carga, en ese orden”.

“Sí, lo reconocemos, está todavía en pañales; hay que darle más vida, no se ha publicado el reglamento, hay que mejorarlo, para que se ponga en práctica; con todo y pandemia, hay mucho tráfico, ya que se quite, será peor; hay que prepararnos para la reactivación total.

“Los municipios habían hecho del transporte público un relajo; está, entre otros, el tema de las “placas Vidrio”, por ejemplo; pero, sí hay que mejorar el IMOS, y avanzar, le doy mi voto de confianza a esa ley, y hay que pensar en rutas metropolitanas”, concretó.

Sobre la despenalización del aborto, le apostó más a la prevención, a fortalecer presupuestos para que el Estado asista con dignidad a las mujeres, jóvenes, sobre todo, con el fin de prevenir embarazos no deseados.

Acerca de los matrimonios igualitarios, recordó que fue una iniciativa votada dos veces a favor, por los derechos de todas las personas, “porque los derechos humanos no son para consultarlos, solo para respetarlos”.

Finalmente invitó a todos los electores a seguir “la fiesta democrática, la más importante; porque hay un grave riesgo de presidencialismo, inminente, que genera daños a los mexicanos”.

“Depende del voto de todos, salir todos a votar el domingo 6 de junio; hay que darle la vuelta, no debe haber ya mayoría de un solo partido en los Congresos, tanto de los estados, como el de La Unión, para que no quieran imponerse”, expresó, invitando a que voten por el proyecto ciudadano, no centralista, que representa el Partido de Baja California.