Localiza INM a 210 personas migrantes extranjeras hacinadas en caja de tráiler

Estas acciones forman parte de la estrategia nacional para atender el flujo migratorio y el tráfico de personas en territorio mexicano

PUEBLA, DICIEMBRE 3, 2021.- En el marco de la estrategia nacional para atender el flujo migratorio y el tráfico de personas, el Instituto Nacional de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación, con apoyo de la Guardia Nacional (GN), rescató a 210 extranjeros de diversas nacionalidades que eran trasladados en condición de hacinamiento en la caja de un tráiler.

En los primeros minutos de este día, Agentes Federales de Migración (AFM) le marcaron el alto en un punto de revisión en el perímetro del municipio Esperanza, Puebla, y al no detenerse se inició la persecución y alcance cerca de la localidad de Tecamachalco.

Golpes y gritos evidenciaron la presencia de personas al interior del camión. Tras abrir una puerta se encontraron mujeres y hombres adultos, jóvenes y menores de edad entre andamios de metal, cobijas y ventiladores caseros acondicionados.

El conductor y el vehículo de transporte quedaron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) al estar implicados en la comisión del probable delito de tráfico de personas.

Riegos de viajar sobre el ferrocarril

Por otra parte, el INM hace un llamado a Irineo Mujica Arzate, representante de la caravana migrante que salió de Tapachula, Chiapas, el 23 de octubre pasado, a no exponer a familias, mujeres y menores de edad migrantes al riesgo o lesiones que implica viajar sobre ferrocarriles.

El pasado 1 de diciembre, el también dirigente de la organización Pueblos Unidos Migrantes rompió un acuerdo con el INM para proporcionar tarjetas migratorias a mujeres, menores de edad y núcleos familiares que integran dicha caravana, y les incitó subir a los vagones de uno de los ferrocarriles que permanece varado desde entonces en la estación de la empresa Ferromex en el municipio de Tierra Blanca, Veracruz.

Esta autoridad migratoria reitera la propuesta para atender en un marco de respeto y dignidad a las personas migrantes de la caravana, especialmente a los grupos vulnerables, que decidan iniciar el proceso para regularizar su estancia en México y eviten de esta forma el riesgo que implica subir y viajar sobre el ferrocarril, además de que ello podría implicar el delito federal bajo la modalidad de ataque a las vías de comunicación.