Aumenta calidad de vida para niños y adolescentes con VIH: Hospital General de Tijuana 

El HGT cuenta con un servicio completo de atención médica para las personas de cualquier edad que viven con VIH 

TIJUANA, MAYO 25, 2022.- Gracias al avance en materia de fármacos a lo largo de los años, los tratamientos para el VIH ahora son más efectivos y favorecen a mejorar la calidad de vida de los pacientes, por lo que hoy en día ya no se considera una enfermedad letal, así lo dio a conocer el pediatra infectólogo del Hospital General de Tijuana (HGT).

El especialista del HGT, José Antonio Hurtado Montalvo, explicó que el virus puede ser transmitido de la madre al feto en la etapa perinatal, sin embargo, refirió que existe un alto porcentaje de niños, hijos de madres portadoras, que no son contagiados, gracias al tratamiento que se brinda a la mamá durante el embarazo y al bebé en sus primeras semanas de vida.

En este sentido, indicó que el HGT brinda atención semanalmente al menos a 12 pacientes menores de edad, quienes reciben tratamientos personalizados, agregó que en la actualidad la cantidad de fármacos que se administran han disminuido a máximo dos píldoras por día, lo que favorece a que el paciente genere un apego constante al tratamiento.

Asimismo, Hurtado Montalvo, mencionó que el seguir las indicaciones médicas, aunado a los buenos hábitos alimenticios, la activación física y la abstinencia a la ingesta de sustancias nocivas, son fundamentales para mantener la calidad de vida de la persona portadora, además, señaló que como método preventivo se recomienda no tener más de una pareja sexual, así como, utilizar preservativos.

Por su parte, la psicóloga del nosocomio Michelle Guerrero, expuso que para el mes de julio se pretende implementar un programa de atención interdisciplinaria, donde se trabajará de la mano con el servicio de Epidemiología, Psicología y Nutrición, con el fin de brindar un tratamiento más completo al paciente.

Finalmente, el médico exhortó a la población a cuidar de su sexualidad, tomando las medidas preventivas necesarias para evitar el contagio, y a su vez, a los pacientes portadores a no interrumpir su tratamiento, ya que de esta manera pueden disminuir el riesgo de complicaciones.