No pagar el agua representa la principal evasión en México

Jaime Bonilla ha sido el único gobernante que ha corrido los riesgos de cobrar a los aguachicoleros, los demás deciden no meterse en el tema

TIJUANA, DICIEMBRE 20, 2021/DTJ.- El auditor Manuel García director general de la empresa Fisamex, especializada en detectar evasión en pagos de las Comisiones del Agua en el país afirmó que el gobierno de México ya por fin descubrió que no pagar el agua en industrias y comercios es deporte nacional.

Con graves implicaciones políticas el no cobro del agua a personalidades de la vida económica y política nacional se convirtió en un arma política que le carga la mano a los usuarios domésticos para que carguen los grandes consumos de unos cuantos privilegiados.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador felicitó al ex gobernador Jaime Bonilla por atreverse a romper con este esquema, ganarse enemistades, enemigos poderosos, pero al fin de cuentas cobrar lo que consumen empresas poderosas para aligerar la carga que hoy pesa en las cuentas de personas de escasos recursos.

En entrevista telefónica le preguntamos el promedio de consumo de una familia de tres miembros y nos respondió que lo mínimo por persona serían 5 metros cúbicos, por tanto 15 es el promedio de consumo en una casa habitación. En los dictámenes que ha realizado en Baja California encontró que hoteles llegaron a contabilizar 5 metros cúbicos de consumo, lo cual es totalmente falso.

«Ahora al notar que se autorizó en Baja California incremento a las tarifas de agua, personas dentro del organismo del agua, dicen que se va a aumentar la recaudación en 380 millones de pesos. Analizando los datos ahí tenemos dos empresas, solo voy a señalar dos empresas, que juntas deben 400 millones de pesos. Si les cobran tan sólo a esas dos: Grupo Concordia y Omarsa, (porque deben ese dinero, está acreditado) ya recaudaron lo que podían haber incrementado», sostuvo.

No afectarían a la población, agregó, y recaudarían lo que es justo, lo que la ley vigente establece. Y dijo más: «¿cuántos años tienen estas empresas omitiendo el pago que la Ley establece?»

Pero dijo es más cómodo desde el confort de una oficina incrementar las tarifas para toda la población.

El Ingeniero Manuel García aclaró que los dictámenes que realizaba su empresa en Baja California solo se enfocaban en grandes cuentas empresariales, jamás se auditó a la población pues la política nacional es cuidar al usuario doméstico y hacer pagar lo justo a aquel que con el agua hace negocio o se apoya para realizar sus actividades de tipo comercial y no de supervivencia humana, como en el caso de las familias.

Recomendó cobrar a las empresas que demostraron ser morosas y que podrían rescatar con justicia tanto a la CESP como a los ciudadanos que no tienen porqué cargar con los adeudos o falta de pago de los poderosos, concretó.

En México esta práctica de los grandes deudores del agua se puede ver con mayor claridad en las 168 mil cuentas de la Comisión Nacional del Agua Conagua para explorar pozos por ejemplo. Solo 30 mil tienen medidor y cada quien declara lo que quiere, el resto 138 mil cuentas no tienen medidor y esto genera un robo del vital líquido a costillas de la población pues el agua es de todos.

Finalmente el Ingeniero García Soto afirmó que el único mandatario que ha tomado en serio el cobro del agua robada por empresas y empresarios ha sido Jaime Bonilla de Morena, el resto no le han entrado al tema por intereses o bien por considerarlo un riesgo para sus carreras políticas: «…pero Bonilla dijo que no iba a hacer lo políticamente correcto, sino simplemente lo justo, al precio que fuera«, puntualizó.