Rigoberto, el gato de Lubby, está en un hogar temporal

Los gatos de la periodista serán entregados al refugio temporal de Xochitl para, luego, valorar darlos en adopción.

TIJUANA, ENERO 25, 2022/DTJ.- El gato consentido de la periodista Lourdes Maldonado vivirá en un albergue para gatos donde compartirá espacio con sus hermanos y otros nuevos amigos.

La periodista Lourdes (Lubby) Maldonado tenía cuatro gatos. El Rigo, su gato consentido, negro de pelo brillante (american shortair) que, por cierto, se escapó cuando control animal abrió la puerta de su casa, aún resguardada, tras el asesinato de la periodista este domingo, y salió corriendo.

Otros dos fueron capturados (un atigrado y otro blanco con negro).

Al cerrar la casa, una vecina, que dedica parte de su tiempo al rescate animal pidió que se sacara el arenero de Rigoberto fuera de la casa para que «El Rigo«, que se había dado a la fuga pudiera orientarse para regresar.

Y regresó.

Xochitl lo capturó al día siguiente, y ahora está en resguardo temporal en su «casa gatuna» donde ha recogido a otros más de la especie abandonados en las calles de Tijuana.

Luego de un pleito con las autoridades Xochitl también se hizo cargo de este otro gatito (que no es el Rigo) y quien estaba en la casa de la periodista Lourdes Maldonado.

Vecinas narran que al entrar al domicilio de Lourdes notaron un desorden en la casa de interés social, un acumulamiento excesivo de diversos artículos así como sacos de comida para los gatos que uno arriba de otro llegaban casi hasta el techo.

«Estando en este lugar, se me derramaron las lágrimas pues noté la soledad en la que vivía Lourdes. Su mamá se había muerto y sé que tenía dos hermanos y una hermana, pero no los conozco«, dijo una de las vecinas de la Colonia Las Villas Tijuana, próxima a la conocida colonia Santa Fe.

El día que la mataron -continuó con su relato- horas antes una vecina llegó a buscar a la periodista porque su perrito (uno blanco) había desaparecido, de su casa tras una semana de estar de vacaciones. Quería platicar con Lubby, pero no lo logró.

Ese domingo, eran las 16:00 horas aproximadamente, Lourdes espió por la ventana ante el llamado de la vecina y le dijo que no podía salir porque estaba indispuesta.

Tras ese incidente, tres horas más tarde la asesinaron.