A punto de morir ahogados en Playas de Rosarito

Tres jóvenes desobedientes de la autoridad ignoraron el peligro y estuvieron a punto de perder la vida.

PLAYAS DE ROSARITO, FEBRERO 12, 2022/DTJ.- Tres muchachos, entrados en los 20´s, pasaron el susto de su vida. Un día soleado, en la playa, casi se convierte en el último día de sus vidas cuando el mar se los tragó para no permitirles regresar a tierra.

Si no hubieran estado atento los salvavidas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana Municipal, Eduardo Agustín (N), de 21 años de edad, Armando (N) de 22 y José Alexis, de 23 años de edad habrían encontrado una muerte segura, como miles de personas que confiados en capacidad de nadar, se han metido al mar, para jamás regresar con vida.

Eran las 14:08 horas en la Playa conocida como La Joya, un sitio donde se dan cita decenas de personas para disfrutar del sol, el viento y las aguas del Océano Pacífico. Un día espléndido que tendría un viraje de 180 grados.

Salvavidas dieron recomendaciones a los bañistas y les advirtieron el peligro de meterse al mar. «¡Que el agua llegue arriba de su cintura es peligroso, una corriente los puede arrastrar!«, les comentaron. «¡Manténganse seguros, aquí en la orilla, puede ser peligroso ir adentro!«, reiteraron los vigilantes de la playa.

Pero esos tres muchachos hicieron caso omiso y se metieron al mar, con la euforia del momento.

La autoridad les advirtió en tres ocasiones, comentaron testigos del evento, pero estos jóvenes ignoraron las advertencias de los profesionales.

Más tarde, en el recorrido de la unidad 1, en la zona costera, los salvavidas pudieron divisar a esos mismos tres incautos con problemas para salir del mar.

De inmediato se dio la voz de alarma y se procedió a realizar el rescate de los que estaban, sin fuerzas, atrapados por la traicionera corriente marina.

Las maniobras de rescate de los salvavidas fueron precisas. Los que se ahogaban se agarraron de los flotadores y el riesgo fue pasando poco a poco cuando los acercaron a la orilla.

A todo esto, Eduardo de 21 años, fue el más afectado al tragar y respirar bocanadas de agua. Por ello ademas de ofrecerle resucitación, fue trasladado por la unidad 119 al Hospital General de Rosarito.

Los otro dos recuperaron la respiración en la orilla mientras pasaba el susto de sus vidas.

En este punto la Unidad de Salvavidas recordó que les habían advertido en tres ocasiones en tanto los afectados reconocieron su falta y agradecieron la labor de rescate que milagrosamente los logró ver desde tierra para ofrecerles el rescate.

Va nuestro aprecio y reconocimiento al grupo de Salvavidas de Rosarito que todos los días arriesgan sus vidas por la de los bañistas que pudieran requerir de atención inmediata, en las aguas bravas del Pacífico.