Seis horas de lucha contra la llamas a cambio de un cafecito en Rosarito

Después de este extenuante trabajo, les sorprendió la luz del nuevo día. Un cafecito, en el sol naciente de Rosarito fue su recompensa. Misión cumplida muchachos!!!

PLAYAS DE ROSARITO, FEBRERO 13, 2022/Odilón García.- Un cafecito por la mañana para los bomberos que trabajaron casi 6 horas en el control de un incendio esta madrugada, en Playas de Rosarito.
 
Salieron de madrugada 0:12 horas de su central para luchar contra las llamas que consumieron dos casas sobre Monte Himalaya de la Colonia Aragón.
 
El incendio era tan intenso que se requirió de tres estaciones de bomberos con 13 hombres y mujeres decididos y 2 voluntarios que se agregaron a la pelea.
 
Con el apoyo de policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se procedió a evacuar dos domicilios. El incendio había crecido tanto que alcanzó estas propiedades.
 
Generaron la estrategia de ataque, tiraron las líneas y procedieron a sofocar el incendio de una casa móvil con una dimensión aproximada de 2.5 metros cuadrados de ancho y 10 metros de largo.
 
Se arrojaron con determinación mientras la casa rodante convertida en una hoguera gigantesca tronaba y levantaba llamas de hasta 20 metros de alto.
 
El rescate de la población, lo primero. Una mujer resultó herida.
 
Pero la casa móvl terminó reducida a escombros, «daños totales» fue el reporte.
 
A pesar de la evacuación de los residentes, entre las cenizas y escombros se realizó búsqueda minuciosa en el área. Por fortuna, no se encontró ninguna otra víctima el interior.
 
Para atender esta emergencia, nuestros heóicos bomberos emplearon 12 mil galones de agua.
 
Cabe hacer mención que previo a la actuación de los bomberos, la encargada del inmueble Patricia (N) de 48 años de edad sufrió quemaduras de segundo y tercer grado. A ella, paramédicos del Heróico Cuerpo de Bomberos le ofrecieron los primeros auxilios.
 
La mujer decidió trasladarse por sus propios medios a un hospital privado.
 
Elementos de la Policía Municipal de Rosarito se hicieron cargo. Y el sitio quedó sin novedad.
 
Después de este extenuante trabajo, les sorprendió la luz del nuevo día. Un cafecito, en el sol naciente de Rosarito fue su recompensa. Misión cumplida muchachos!!! Mi aprecio y reconocimeinto siempre!