Lo que comenzó como una exhibida en redes, terminó como un reconocimiento de un papá chofer de calafia

Entrega IMOS "sillita de seguridad" para hijo de chofer de transporte público en Tijuana.

TIJUANA, JULIO 14, 2022/DTJ.- Esta es la historia de un operador de transporte público señalado en redes sociales por transitar con su hijo de 2 años de edad sentado sobre sus piernas y próximo al volante.

La historia originó que la población se comiera prácticamente vivo al conductor, sin indagar el porqué llevaba al pequeño en su regazo, con todo el riesgo que esto implica.

La autoridad respondió con una sanción, a pesar de verificar que el chofer no estaba en ruta o trabajando el vehículo, en ese momento.

La exhibida del chofer llamó la atención de los inspectores y directivos del Instituto de Movilidad Sustentable IMOS que corroboraron algo sobresaliente.

El calafiero no llevaba al menor en sus piernas por negligencia sino por falta de recursos y su juicio para protegerlo en sus brazos ante cualquier eventualidad.

No tener dinero para comprar una sillita de bebé, le impedía transportarlo correctamente, pero, tampoco no podía dejarlo solo, a su suerte, en el asiento del copiloto.

Aplicando el criterio, los funcionarios estatales decidieron una solución salomónica, solidaria y muy compasiva.

Así, el Instituto de Movilidad Sustentable le donó una silla de seguridad infantil para que el chofer de transporte público, pudiera llevar a su bebé, esto, sin indagar porqué no viajaba con él la mamá del niño.

A pregunta directa de este medio, el director de Transporte y Control Vehicular del IMOS, Julián Domínguez Arce, informó que aunque en ese momento la unidad de transporte público no se encontraba prestando servicio, el conductor sí recibió una sanción.

Sin embargo, al indagar el motivo por el cual no contaba con silla de seguridad infantil, el operador manifestó que era por «falta de recurso económico».

Domínguez, policía con casi cuatro décadas dedicadas a la seguridad pública manifestó: “No estamos de acuerdo en poner en riesgo la seguridad de los menores, la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda nos ha indicado velar por el bienestar de la población, así que en vez de desentendernos del caso, optamos por dar un paso e ir más allá».

A nombre de Gobierno de Baja California y del IMOS es la primera vez en la historia que los servidores públicos abren su cartera y sentido de solidaridad con un hombre que «infringió la ley» pero con la ayuda de todos, no volverá a cometer el mismo error.