“Esto pasó en los diálogos de alto nivel entre México y EU”

TIJUANA, SEPTIEMBRE 13, 2022/Dr. José María Ramos.-El secretario de Estado, Antony J. Blinken estuvo en México para copresidir la Segunda Reunión Anual del Diálogo Económico de Alto Nivel México-Estados Unidos (DEAN) entre Estados Unidos y México –la primera reunión se efectuó en Washington, DC en septiembre del 2021- y sostener una entrevista con el presidente López Obrador.

 

Los copresidentes estadounidenses son el Departamento de Estado, el Departamento de Comercio y la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos. Esta segunda reunión abordó los objetivos hacia el crecimiento y el desarrollo económico, la creación de empleos, la competitividad global, la reducción de la pobreza y la desigualdad.

El secretario Blinken enfatizó en su encuentro con el presidente López Obrador la relevancia de promover la producción de semiconductores, y con ello avanzar en una asociación estratégica en América del Norte, con la finalidad de eliminar la dependencia con China. La importancia comercial de la relación se manifiesta en el hecho de que de acuerdo con el U.S. Census, México es el segundo socio comercial de Estados Unidos, lo que se manifiesta con un intercambio de más de 384,000 millones de dólares en el primer  semestre de 2022.

La prioridad económica de la segunda reunión del DEAN se refleja por los actores gubernamentales estadounidenses: la secretaria de Comercio Gina Raimondo, el representante comercial adjunto de, Jayme White, el subsecretario de Crecimiento Económico, Energía y Medio Ambiente, José W. Fernández, y el secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian A. Nichols.

El secretario de Estado Blinken reconoció que México es prioritario en la actual política estadounidense, según los problemas compartidos: la producción y el tráfico de fentanilo, la gestión de la migración irregular  acorde a los compromisos de la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección, el cambio climático y la reactivación de las cadenas de valor. El secretario Blinken reiteró que existen diferencias bilaterales, pero que son normales, por el carácter de la relación, las cuales se abordan de forma pragmática y con respeto mutuo.

¿Cuáles son los retos de la agenda bilateral en el marco del DEAN?:

Promover avances en inversiones en sectores estratégicos como el energético con criterios de sustentabilidad y energías limpias y la propuesta de autosuficiencia del sector y de soberanía planteada por el gobierno mexicano. Reconocer la importancia de atender de manera oportuna las diferencias que generaron las consultas en materia del T-MEC  planteados por el gobierno estadounidense en materia energética y con ello evitar recurrir al panel correspondiente.

Estas consultas en el marco del T-MEC son normales,  pues existe un capítulo para atender las diferencias comerciales, con lo cual ambos países han solicitado consultas: las diferencias por reglas de origen, expuestas por el gobierno mexicano y las demandas en el sector de la política energética planteadas por Estados Unidos.

Otro reto es seguir fortaleciendo el desarrollo e innovación de infraestructura de cruces fronterizos entre México y los Estados Unidos en un contexto de reactivación de la dinámica transfronteriza  pos pandemia, en un marco de aumento del tráfico de drogas procedentes de México. Esta dinámica se refleja en que en un día normal en la frontera suroeste las autoridades fronterizas estadounidenses procesan a  650.178 pasajeros y peatones: (169.842 pasajeros y tripulantes aéreos internacionales entrantes, 35.795 pasajeros y tripulantes en el barco/ y 444,541 viajeros terrestres entrantes (USCBP, agosto 2022).

Otro desafío es fortalecer las iniciativas de contención migratoria planteada por el gobierno estadounidense y reactivar las propuestas de cooperación de programas de desarrollo económico hacia la frontera sur mexicana y los países del
Triángulo  Norte, las cuales pretenden atender las causas reales que originan la movilidad laboral; en un contexto de aumento de la emigración laboral y de detenciones y deportaciones de migrantes en la frontera sur estadounidense.

En el año fiscal vigente (octubre 2021 a julio del 2022), han sido detenidos 1, 836, 353  migrantes (USCBP, 15 agosto 2022). Detenciones que superan a las del año fiscal 2019. Mientras que en el periodo de la pandemia (marzo 2020 a noviembre 2021) se expulsaron a 2, 067, 205 migrantes de parte de las autoridades fronterizas estadounidenses (USCBP, 18 julio, 2022).

Estos datos son históricos en las relaciones fronterizas entre los países del Triángulo Norte y México y reflejan la dificultad de reducir la movilidad laboral en el corto plazo, por los beneficios que esta movilidad representa en términos de remesas internacionales.

Por ejemplo, México recibió un récord de 27.565,08 millones de dólares de sus migrantes regulares e irregulares en el extranjero durante los primeros seis meses del año, lo que refleja un aumento de 16,57 % respecto a los 23.647,07 millones de dólares del año de 2021, según datos del Banco de México (Banxico).

Otro reto es promover avances en las diferentes iniciativas en materia de cooperación bilateral del Acuerdo Bicentenario y un mayor control antidrogas de parte del gobierno mexicano. En el marco de un incremento del aumento de oferta y demanda de fentanilo y metanfetaminas de México y de Estados Unidos respectivamente. Estos temas se abordarán en una próxima reunión en octubre próximo.

Finalmente, el tema central es si el gobierno estadounidense comprenderá la posición nacionalista del actual gobierno mexicano con base de la defensa del interés público, soberanía nacional, la autosuficiencia energética y la política anticorrupción y las demandas estadounidenses en defensa del sector privado en el sector energético.