Gobierno de Baja California consolida el derecho de los migrantes

Es la primera entidad en otorgar su Clave Única de Registro de Población (CURP) provisional a personas extranjeras

TIJUANA, AGOSTO 11, 2021.- El Gobierno de Jaime Bonilla ha sido el primero a nivel nacional en darle estabilidad a las personas que residen en nuestro país en calidad de asilados o refugiados, consolidando el derecho de los migrantes, al ser el primer estado de la República en expedirle su Clave Única de Registro de Población (CURP) con datos biométricos.

Lo anterior lo dijo el Secretario General de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano quien comentó que este es un hecho histórico, que pone nuevamente a Baja California como un estado que va a la vanguardia a nivel nacional, por eso ha tenido, como en este caso, todo el apoyo del Gobierno de México para lograr la expedición de estos documentos.

“El Gobierno de Jaime Bonilla reconoce el estado de asilado, y ha dado un paso importante al otorgarles una CURP, con este documento podrán identificarse, podrán trabajar en este país, con ello recibir también los beneficios como ejemplo del seguro social; lo que no hacen otros países con nuestros migrantes, Baja California y México lo hacen”, dijo.

Rodríguez Lozano explicó que esta CURP provisional tiene una vigencia de 180 días y con eso ya poder trabajar, y podrán ser considerados como para esos efectos como cualquier otro habitante del estado y con esto se da un paso importante para consolidar el derecho de los de los migrantes

“Es muy importante este hecho simplemente porque que a Baja California están llegando cerca de 100 refugiados al día, según datos que me informó la Subsecretaria de Asuntos Migratorios, Bárbara Pacheco; como se sabe esto es parte de la negociación que hizo el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, con el gobierno estadounidense y los tenemos que recibir, y lo importante es que en nuestro estado reconocemos y apoyamos el estatus de los migrantes”, comentó el Titular de la SGG.

La expedición de esta CURP provisional dio inicio el martes en las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), en Tijuana, para una madre y una hija de la República de El Salvador; documento que contiene datos biométricos como captura del iris de los ojos, huella digital y reconocimiento facial, entre otros.