TIJUANA, ENERO 7, 2021.- Esta madrugada falleció Rubén Pérez Higuera, contador general del Primer Sistema de Noticias PSN. Murió al enfrentarse al Covid-19, ante una serie de complicaciones por su complexión robusta y otros padecimientos. El doloroso suceso lo dio a conocer su entrañable amigo desde hacía más de 40 años, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez.

Rubén pasaba diariamente por su amigo para llevarlo a trabajar, así lo hacía, desde siempre. Al volante Rubén, a un lado el Ingeniero, el empresario, el dueño de medios, el director del Agua, el candidato, el diputado federal, el senador, el amigo del presidente y a últimas fechas gobernador de Baja California. Así lo vio desarrollarse en la vida mientras mantenía un gran aprecio, un gran respeto, una gran amistad y una hermandad a prueba de todo.

Siempre “fiel al jefe” deseaba que todos jalaran al parejo del hombre que a las 4:00 de la mañana lo encontraba en su departamento para llevarlo a trabajar en sus diversas facetas. Con alegría lo saludaba, con un profundo respeto, con ánimo y cariño. Así era Rubén que si daba su amistad era sincera, de mirada franca, con palabras directas y un enorme sentido humano.

Desde que comenzó la pandemia Rubén se preocupó por cuidarse para no enfermar pues me decía: “ya ves que estoy gordito“. Así logró librarse 9 meses del contagio.

El viernes 11 de diciembre 2020, ante los síntomas de Covid-19 se hizo el examen y le resultó positivo.

Ingresó para su atención al Hospital Excel en tanto que su entrañable amigo, el gobernador de Baja California estaba igualmente contagiado y atendido en el Hospital General, el virus los habría separado, ya no volverían a cruzar palabra alguna pues mientras en el HGT el gobernador mejoraba, la mañana del lunes 14 de diciembre Rubén fue intubado y su condición comenzó a agravarse cada vez más.

“El jefe es buen hombre… Ah! pero que no lo engañen, o lo traicionen porque hasta ahí…”, alguna vez me dijo al coincidir con temas de política a los que les entendía muy bien, le gustaban, pero jamás buscaría ni siquiera contradecir una coma. Así era el gran Rubén, mi buen amigo a quien conocí en los últimos años, pero logré escuchar mucho.

Tal vez, tu único defecto mi querido Rubén era irle a los Yankees de Nueva York.

Es broma!

Descansa en Paz Amigo Querido.

Te recordaremos siempre con mucho cariño

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here