MUNDO SANO/, NOVIEMBRE 4, 2020.- La actividad física es importante para todas las mujeres durante toda la vida, pues ayuda a disminuir los riesgos de padecer otras enfermedades.

Adaptar a tus necesidades una rutina de acuerdo a tu edad, etapa de la vida o capacidades físicas sí es posible.

Aunque mantenerte activa puede ser difícil si tienes una discapacidad; aun así, existen muchas formas de estar físicamente activa.

La actividad fisica ayuda con la flexibilidad, movilidad, y cordinación, Realizar actividad física regularmente también te ayuda a ser independiente, al prevenir problemas de salud como la enfermedad cardíaca, que puede dificultarte el cuidado de ti misma.

Los beneficios de la actividad física para mujeres con discapacidades incluyen:

Disminuye el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, hipertensión, cáncer de colon y diabetes.

Ayuda a mejorar la resistencia y fortaleza de tus músculos, incluso tonificando músculos que no utilizas con frecuencia por tu discapacidad.

Reduce los síntomas de ansiedad y depresión
Reduce la hinchazón de las articulaciones y el dolor por artritis
Realizar al menos 2 horas y 30 minutos a la semana de actividad física aeróbica de intensidad moderada y dos o más días a la semana de actividades que fortalecen los músculos.

Antes de comenzar, habla con tu médico, fisioterapeuta o especialista en ejercicios sobre cómo puedes modificar la actividad física para adaptarla a tu discapacidad.

Con información de la Oficina para la Salud de la Mujer, Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Informacion ‘Mundo Sano ‘

Deja un comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here